Las cofradías del Nazareno y la Dolorosa trasladan el encuentro y zanjan la polémica

R. ESCRIHUELA GANDIA.

El encuentro entre las imágenes de la Virgen de la Dolorosa y Jesús el Nazareno que se realiza todos los años la noche del Jueves Santo cambiará este año de escenario. Un conflicto entre las hermandades de la Dolorosa y el Nazareno obligará a trasladar este acto tan significativo de la Semana Santa desde la plaza Mayor hasta la confluencia de las calles Valier y Germanías.

Así lo confirmó el Hermano Mayor de la Dolorosa, Joan Estornell, que no quiso detallar los motivos que han derivado a realizar el cambio de ubicación, pero aseguró que el encuentro se realizará.

Y es que las desavenencias que habían surgido entre ambas hermandades habían puesto en peligro la celebración de este acto que se realiza en Gandia desde 1973. Tanto la Junta Mayor de Hermandades de la Semana Santa como el Ayuntamiento habían intentado que ambas partes solucionaran el problema, y al final ha habido consenso para seguir celebrando el encuentro, aunque en otro punto.