Cierran la playa de Gandia por la presencia de carabela portuguesa

Un ejemplar de carabela portuguesa. /
Un ejemplar de carabela portuguesa.

El servicio de salvamento ha seguido realizando batidas para asegurar que no existen más ejemplares

MARI CARMEN VERAGandia

La Cruz Roja de Gandia ha cerrado en la tarde de este miércoles durante unas horas un tramo de la playa Nord tras el avistamiento de una carabela portuguesa. El hidrozoo ha sido extraído del mar por el equipo de salvamento que inicio una vigilancia más exhaustiva en lancha de la costa en cuanto se recibió el aviso.

Durante la tarde, en las playas de la localidad ha ondeado la bandera amarilla como medida de precaución. Una niña ha sufrido una picadura de medusa, aunque se desconoce si se trata de carabela portuguesa. Según fuentes municipales, durante toda la tarde, el servicio de salvamento ha seguido realizando batidas para asegurar que no existen más ejemplares.

La carabela portuguesa no es una especie propia del Mediterráneo. Prefiere aguas más frías, como las del Atlántico, y por ello su presencia no es habitual en las costas de la Comunitat, aunque su aparición entra dentro de lo posible y lo normal. En las últimas semanas se han producido avistamientos de esta especie en numerosas playas de la Comunitat, como Dénia, El Saler, Tavernes, San Juan o la Malvarrosa.

La carabela portuguesa no es una medusa propiamente dicha, aunque se la asocia a esta especie. Es la más peligrosa que se puede encontrar en el Mediterráneo. Su picadura, especialmente si se trata de un ejemplar grande, tiene efectos graves. Sólo se produce por contacto, es muy dolorosa, provoca úlceras urticarias y puede llegar a ser mortal por sus neurotoxinas, citotoxinas y cardiotoxinas.

Carabela portuguesa