A la caza de la 'birra' helada en Gandia

Decenas de veraneantes llenan un chiringuito de la playa de Gandia. / chm
Decenas de veraneantes llenan un chiringuito de la playa de Gandia. / chm

Los turistas dejan de lado la arena y van al chiringuito para combatir la ola de calorLos responsables de los locales experimentan un aumento de clientes del 30% en los últimos días y esperan todavía más trabajo este fin de semana

MARI CARMEN VERA GANDIA.

La ola de calor que azota la comarca de la Safor genera un beneficio del 30% en los chiringuitos ubicados en la playa de Gandia, dado que muchos turistas dejan de lado la arena y el sol y van a estos locales a tomar refrescos bien fríos. La cerveza es la gran triunfadora. Los establecimientos prevén que el fin de semana este porcentaje aumente todavía más.

El intenso calor que esta afectando a toda España estos días hizo acto de presencia en la comarca ayer. La Agencia Estatal de Meteorología decretó la alerta amarilla por altas temperaturas en la Comunidad Valenciana. Las máximas de hoy estarán situadas entre los 36 y los 39 grados y las temperaturas mínimas rondarán los 30 grados en una noche que no dará tregua. Por su parte ayer hubo una máxima de 36 grados y una mínima por la noche de 27.

Esta quemazón estará presente en la comarca al menos hasta el próximo miércoles. La previsión habla de termómetros de hasta 37 grados durante 3 días consecutivos, para el domingo, lunes y martes.

Este fuerte calor se debe a la suma de tres factores: una gran estabilidad atmosférica, una fuerte insolación típica de las fechas en las que estamos y la entrada de una masa de aire cálido de origen africano. En el caso de nuestra comarca hay que sumar el factor humedad que provoca que aumente la sensación térmica.

Este intenso calor esta siendo aprovechado por los chiringuitos de la playa de Gandia que están viendo como sus negocios están 'haciendo su agosto'. Los locales están vendiendo un 30% más que el fin de semana pasado. Las ventas que más han aumentado son las de agua, refrescos y cervezas.

Los bañistas que bajan a la playa con la intensión de refrescarse con un baño en el mar acaban en los chiringuitos. Las altas temperaturas que sufre la comarca estos días obliga a los veraneantes a ir a por bebidas para terminar con la sed provocada por el calor.

La ubicación privilegiada de los chiringuitos provoca que los turistas recurran a ellos para acabar con las ansias de beber algo fresco.

Muchos de los locales no esperaban este aumento en las ventas por lo que no habían aumentado el pedido de cara al fin de semana. «No esperábamos este aumento en las ventas. Hemos tenido que llamar a los proveedores de repente, no nos quedaba nada en el almacén», afirmó un chiringuito de la costa gandiense.

Pedidos de última hora

De cara al fin de semana, los bares de la playa han aumentado sus pedidos ya que esperan que las ventas suban todavía más. Por otro lado, hay algún chiringuito del litoral que no ha subido sus ventas, sino todo lo contrario, han disminuido. Estos locales afirman «no haber aumentado las ventas», aunque tenían la previsión de que subirían. Este local aseguró que los turistas «están bajando menos».

Los locales que han disminuido sus ventas no cuentan con una ubicación tan privilegiada. Al contrario que sus vecinos, estos bares no están situados en una parcela rodeada de hoteles de Gandia repletos de turistas.

La ola de calor que arrasa nuestro territorio no está beneficiando de igual manera a los diversos chiringuitos de la playa. Algunos comerciantes harán su 'agosto' con ella mientras que otros esperan que acabe pronto este ardor.