Los candidatos eluden hablar de pactos y sólo se comprometen con la «ciudadanía»

Diana Morant, Josep Alandete, Víctor Soler y Pascal Renolt, ayer ante los moderadores del debate de Radio Gandia Ser. / lp
Diana Morant, Josep Alandete, Víctor Soler y Pascal Renolt, ayer ante los moderadores del debate de Radio Gandia Ser. / lp

Aspirantes a la alcaldía de Gandia defienden sus ideas en un debate en el Palau Ducal ante representantes de colectivos

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

Los candidatos a la alcaldía de Gandia de los principales partidos mostraron ayer su intención de llegar a acuerdos tras las elecciones del próximo 26 de mayo con la intención de conformar mayorías de gobierno, aunque sin precisar socios preferentes. Las posiciones de todos ellos quedaron meridianamente claras en el debate que se celebró ayer en el Palau Ducal de Gandia, organizado por Radio Gandia Ser.

En el acto estuvieron presentes los cabeza de cartel del Partido Popular, Víctor Soler; del PSPV, Diana Morant; de Compromís + Gandia Unida, Josep Alandete, y de Ciudadanos, Pascal Renolt. Todos ellos respondieron a las cuestiones que les plantearon los moderadores, Marina Vallés y Modesto Ferrer, sobre distintos temas, entre ellos economía, proyectos de ciudad, comercio, turismo y empleo.

Además de estos temas, una de los últimos bloques fue la posibilidad de alcanzar acuerdos postelectorales para formar gobierno en Gandia tras los comicios. Todos nadaron y guardaron la ropa, aunque lanzaron algunas consignas para intentar restar votos a sus adversarios y algunos, como Morant si que descartó acuerdos con la derecha radical, aunque no citó a ninguna formación en concreto.

La frase «yo tengo un pacto con la ciudadanía» se oyó en dos ocasiones y la pronunciaron dos rivales directos: Morant y Soler. La primera en hacerlo fue la socialista, en su turno de palabra. Tras lanzar este mensaje dijo, además, que Gandia siempre ha vivido en la «cultura del pacto que siempre se ha alcanzado» y recordó que el único ejecutivo que no ha llegado a acuerdos y que ha gobernado en solitario fue el del Partido Popular. A todo esto agregó que sólo pone «un cordón sanitario» a la derecha radical, con la que dijo que tendrá ningún tipo de pacto tras las elecciones.

Políticas del «bipartito»

Soler habló del mismo pacto tras la actual primera edil. Dijo que el pacto que tiene previsto llevar a cabo está relacionado con la «ciudadanía» y a esto añadió que la intención de sus acuerdos es acabar «con el sufrimiento» de los vecinos de Gandia por las «políticas del bipartito en cuatro años» y «revertir» las actuaciones que han llevado a cabo los partidos del gobierno local.

El popular añadió que los pactos futuros pueden dar ejecutivos imprevistos, como el que se formó tras las elecciones de 2015: «Había 13 ediles de centro derecha, pero uno apoyó un gobierno de izquierdas y nacionalista». El representante de Compromís remarcó que la coalición que representa «está dispuesta a llegar a acuerdos y entenderse con el resto de partidos por el bien de la ciudad».

Es más avisó que ante los proyectos que lanzaba Ciudadanos para la ciudad, como habilitar un funicular hasta el castillo de Bairén, su formación está dispuesta a escuchar todas las propuestas y estudiar la viabilidad de las actuaciones. Renolt, por su parte, remarcó que su formación está próxima al PP y que existen posibilidades de acuerdo con el fin de lograr mayorías.

Pese a todo, el candidato del partido naranja se desmarcó del resto de líderes en diferentes momentos del debate. «La culpa de la situación económica de Gandia es de ustedes tres, del resto de partidos». Les acusó de haber dejado que el turismo haya perdido calidad.

En el debate se habló de las ideas económicas de cada partido. Se oyeron proclamas ya contadas en otras ocasiones. El PSPV defiende la bajada de impuestos cuando haya un plan de ajuste más flexible.

El PP recordó que tiene previsto ir a Madrid cuando gobierne para renegociar también el acuerdo económico. Compromís aboga por destinar recursos a los más vulnerables y Ciudadanos apuesta por generar riqueza mediante el comercio.

Más