El candidato a alcalde más joven de la Safor está en Guardamar y tiene 18 años

Vicent Signes Rodríguez, ayer junto al IES Ausiàs March, donde culmina su etapa de bachiller. / ó. de la dueña
Vicent Signes Rodríguez, ayer junto al IES Ausiàs March, donde culmina su etapa de bachiller. / ó. de la dueña

Vicent Signes Rodríguez prepara su acceso a la universidad en el Ausiàs March de Gandia y dice estar ilusionado con poder trabajar por la gente

Ó. DE LA DUEÑA GUARDAMAR.

«Buenos días alcalde!». Estas son las primeras palabras que escucha el joven Vicent Signes Rodríguez cada día que entrar al instituto. Este chico, de 18 años recién cumplidos, no es primer edil en ninguna localidad, pero sí que ha sorprendido en su centro de estudios, el IES Ausiàs March, y en el club donde juega al fútbol -con éxito-, el CF Base Gandia, al ser candidato a en las elecciones municipales del próximo 26 de mayo. Está preparando su acceso a la universidad. Le gustaría estudiar algo relacionado con las matemáticas.

Es el cabeza de cartel más joven de la Safor, tanto en su partido como en el resto de formaciones. Signes aspira a ser alcalde en Guardamar, una localidad de poco más de 490 habitantes y de una superficie de 1,1 kilómetros. El estudiante alcanzó la mayoría de edad el pasado 24 de enero y hace poco más de un mes le propusieron encabezar la lista del PSPV en esta población, feudo nacionalista desde el año 2003. «No me lo pensé dos veces. Quiero ayudar a la sociedad y ser candidato en Guardamar es una gran oportunidad». Sobre su vinculación a este pequeña y tranquila localidad de la Safor dijo tener allí muchos amigos y conocer bien algunos de los problemas que inquietan a los vecinos. «Es cierto que Guardamar está en una buena situación, estaría mal decir lo contrario, pero yo me centro en cómo mejorar. Hay mucho por hacer», apostilló.

Encuentros con vecinos

Signes comentó que ha mantenido encuentros con vecinos para conocer cuáles son los problemas que les afectan: «Creo que la seguridad es el talón de Aquiles de esta localidad. Los residentes sostienen que se echa en falta a agentes de cuerpos de seguridad. Me dicen que no se ven efectivos de la Guardia Civil».

«Este tema hay que trabajarlo para que los vecinos se sientan más tranquilos y las personas que tienen negocios tanto en el pueblo como en la playa estén más tranquilas», remarcó. La agricultura y el turismo son otros de los factores que inquietan a este joven: «Hay que dar ayudas para fomentar la actividad en el campo y conservar los parajes con los que cuenta Guardamar».

Sobre la industria turística aseveró que hay que implementar planes que atraigan la inversión a la playa de Guardamar y se abran nuevos locales. Signes entiende que con este tipo de políticas se ayudará a generar empleo de calidad en la población, tanto temporal, para los meses estivales, como para el resto del año.

Pero dejando de lado proyectos y planes para mejorar Guardamar, Signes entiende que ser candidato es una oportunidad para trabajar por esta población y sus vecinos, así como un «momento que no se puede dejar pasar».

Debate en casa

«Me propusieron ser candidato y como quiero ayudar a la gente me sumé enseguida al proyecto». El joven añadió que todo está siendo muy fácil, ya que en su casa todo el «mundo está muy vinculado a la política». «Debatimos mucho y estamos al tanto de todo lo que ocurre, por eso no me ha sido costoso dar el sí al proyecto para mejorar Guardamar que representa el PSPV, al igual que en toda la comarca.

Signes cuenta que a «mucha gente le hace gracia lo de la candidatura». «En el instituto me dan los buenos días al entrar llamándome alcalde, y en el fútbol me dicen: 'Hace falta más balones, alcalde'; todo de broma». Hoy Signes se juega en un partido, disputar la promoción de ascenso con su equipo del Base Gandia.