El Campus Dulcesol entrega 7.500 euros para proyectos de lucha contra el cáncer

Los niños que han participado en el Campus con Rafael Juan, Javier Planes, Tomás Trenor y responsables de la AECC. / lp
Los niños que han participado en el Campus con Rafael Juan, Javier Planes, Tomás Trenor y responsables de la AECC. / lp

Más de 300 niños de entre 8 y 16 años han participado durante dos semanas en las charlas y actividades deportivas en la localidad de Daimús

R. ESCRIHUELADAIMÚS.

El Campus Dulcesol ha cerrado esta semana su segunda edición con un gran éxito de participación tras dos semanas en las que 300 niños y niñas de entre 8 y 16 años han podido disfrutar en la localidad de Daimús de una gran variedad de actividades deportivas, charlas, juegos y talleres.

Bajo el lema 'El verano es nuestro' y con la colaboración del Ayuntamiento de Daimús, el campus ha puesto el foco en la promoción de hábitos de vida saludables entre los más jóvenes a través de la práctica del deporte y de una alimentación equilibrada. En total, han sido 10 días de deporte y actividades lúdicas que se han llevado a cabo en el polideportivo municipal de Daimús, bajo la supervisión de un equipo de más de 40 monitores, según ha explicado la empresa en un comunicado.

Además, este año el Campus Dulcesol ha renovado su compromiso solidario. En este edición, la empresa ha decidido que el importe íntegro recaudado que asciende a 7.500 euros sirva para financiar las diferentes actuaciones y proyectos que lleva a cabo la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Valencia.

En la última jornada de actividades que puso fin a los 10 días del Campus se hizo patente el compromiso adquirido por Vicky Foods. Así, en un acto al que acudieron el consejero delegado de la empresa Rafael Juan, el alcalde de Daimús, Javier Piles, y representantes de la entidad, se entregó el cheque.

Éxito de participación

Juan y Planes entregaron el donativo a Tomás Trenor, presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer de Valencia. En la presentación, Planes apuntó que «el éxito, tanto en términos de participantes como de recaudación solidaria, de la segunda edición del Campus Dulcesol pone de manifiesto el impacto positivo en el territorio de este tipo de iniciativas fruto de la colaboración de los diferentes agentes públicos y privados».

El importe recaudado en esta edición del Campus Dulcesol se destinará a las actividades de AECC de Valencia para la prevención, apoyo y acompañamiento a pacientes y familiares, y fomento de la investigación para avanzar en la lucha contra el cáncer.

Para poner el broche final a esta segunda edición, se celebró una jornada de puertas abiertas en el polideportivo con diferentes actividades que culminó con una gran gymkana en la que participaron los niños asistentes al Campus y sus familiares.