Otra caída trunca el sueño de Quique Llopis en el Mundial sub-20 de Tampere

Quique Llopis en acción durante el Mundial sub-20 de Tampere. / miguelez team/rfea
Quique Llopis en acción durante el Mundial sub-20 de Tampere. / miguelez team/rfea

El discípulo de Toni Puig corrió el mismo infortunio que su compañero Luis Salort en la final de los 110 metros vallas

S. ROCA GANDIA.

Quique Llopis no pasó de la primera valla en su gran cita en Tampere. La misma mala suerte que corrió el día antes su compañero Luis Salort resultó implacable para el jovencísimo vallista a quien en su primer año en la categoría sub-20, se le abrió el cielo de una final en un Campeonato del Mundo. Sólo él podrá decir el año próximo si llega a la final en este torneo que ya estuvo allí, así que le queda mirar al futuro con esa sonrisa que ahora cuesta de encontrar tras una decepción así.

Desde fuera, y con la perspectiva que da la distancia y la frialdad del análisis objetivo, sólo hay palabras de admiración no sólo para Llopis, también para Salort y su técnico Toni Puig. Codearse con la elite en una disciplina tan poco tradicional en el atletismo español como son las vallas, no es cualquier cosa y hacerlo con la naturalidad que lo hacen estos dos colosos más aún.

Ayer, antes de la carrera, Llopis se mostraba tranquilo: «No tengo nada que perder, así que voy a salir a por todas y con confianza». Quizá midió mal, quizá le pudieron los nervios o tal vez sólo el destino o la mala suerte le privaron de algo más grande, pero su dorsal caído es sólo el símbolo de lo ocurrido ayer. Le queda un futuro espectacular que seguro tiene reservados más momentos estelares.

Salort volvió a dar muestras de su madurez y eso que la suya es quizá una decepción mayor puesto que es atleta de segundo año y acudía con marcas de medalla: «En las vallas sabemos que pueden pasar estas cosas. En milésimas te vas al suelo, pero para mí esto ya pasó. Ahora sólo pienso en el Campeonato de España».

Ayer también compitió Gema Martí en Tampere. La princesa del martillo no pudo pasar el corte y marcó una vigésima posición que está lejos de sus posibilidades. «Ella vale mucho más», dijo su técnico Juanvi Escolano, que insistió en la juventud de su pupila para reforzar la confianza en el futuro de próximas citas continentales y mundiales.

Hoy es el turno para Víctor Faus, último representante de la armada del Garbí que ha viajado a la localidad finlandesa para seguir situando a nuestro deporte en el mapa.

El atleta del club morado se estrenará esta jornada en la prueba de lanzamiento de peso con el objetivo de adquirir experiencia puesto que se trata de su primera gran cita internacional. Faus acude al Mundial de Tampere siendo el número 22 del ranking.

Fotos

Vídeos