Los bomberos rescatan a una niña atrapada entre los barrotes de una mesa en Miramar

Los efectivos distrajeron a la menor con dibujos porque estaba asustada y dos días después la visitaron para regalarle la réplica de un casco

R. ESCRIHUELAMIRAMAR.

Efectivos del parque de bomberos de Oliva rescataron el pasado martes a una niña de dos años que se había quedado encajada entre los barrotes de una mesa en una vivienda en la playa de Miramar.

Al parecer, la menor intentaba atravesar la mesa cuando se quedó encajada y ya no pudo salir, así que los familiares dieron la voz de alarma para poder rescatar a la pequeña.

Los bomberos acudieron a la vivienda e intentaron cortar los barrotes con una cizalla manual para tratar de hacer el menor ruido posible, ya que la niña estaba muy asustada. Para evitar que la menor pudiera ponerse más nerviosa, los efectivos que participaban en el rescate la entretuvieron con dibujos para que estuviera distraída y no se asustara más. En esos momentos, realizaron la maniobra rápidamente, según han detallado desde el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.

Unos días después del incidente, los bomberos acudieron a visitar a la menor para saber cómo se encontraba. Los efectivos que participaron en el rescate de la pequeña le entregaron una reproducción de un casco de bomberos, una iniciativa que según han explicado fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia tiene como objetivo superar una situación traumática como la que vivió el pasado martes la niña de dos años.

Los familiares, que son de Toledo pero veranean en la localidad de Miramar, se han mostrado muy agradecidos con el equipo de bomberos que acudió al rescate y la labor que realizaron para salvar a la menor. El incidente terminó con final feliz y ahora tanto la niña como la familia tienen de recuerdo el casco que los bomberos le han regalado para trata de superar la situación en la que se vio involucrada.