Una banda revienta una tienda de la calle Mayor y roba decenas de móviles

Dos operarios observan los daños en el local de la calle Mayor. / ó.d.
Dos operarios observan los daños en el local de la calle Mayor. / ó.d.

El grupo de cacos accede al local en la madrugada del lunes mediante la técnica del alunizaje y se lleva tabletas y otros dispositivos electrónicos

Ó. DE LA DUEÑA

Los propietarios de una tienda de telefonía de la calle Mayor de Gandia se llevaron un tremendo susto en la madrugada de este lunes. Pasaban las dos de la mañana cuando sonaron todas las alarmas. Alguien había accedido al comercio ubicado en pleno Centre Històric.

Los presuntos ladrones desvalijaron por completo el establecimiento, llevándose decenas de teléfonos móviles, tabletas y otros muchos accesorios de telefonía, es decir arrasaron casi por completo el local

Todo indica que una banda accedió a la céntrica calle con un potente vehículo y un objetivo claro: reventar la persiana de seguridad y el escaparate de esta tienda. Los cacos consiguieron su objetivo. El impacto fue de tal magnitud que al empotrarse el turismo se levantó parte de la persiana protectora.

Los ladrones empotran un coche para romper la persiana y el cristal para desvalijar el local comercial

Esto, al parecer es lo que buscaban los ladrones, ya que así pudieron acceder al local por debajo de la persiana y por el gran boquete que se formó en el cristal. Todo ocurrió muy deprisa, según fuentes de la investigación.

Al parecer, a los delincuentes les bastó el tiempo en el que sonaba la alarma para arrasar con todo lo que había en la tienda. Los ladrones se llevaron todos los dispositivos que había tanto en los expositores, como en el escaparate, como se podía comprobar ayer desde el exterior del local. Todo indica que fueron varios los delincuentes que acudieron al asalto, señalaron las mismas fuentes y se cree que es una banda organizada. Además, no se descarta que emplearan distintos utensilios tanto para levantar aún más la persiana para poder colarse en el local con facilidad y para hacer más grande el boquete del escaparate.

Silencio de los propietarios

Responsables del comercio han preferido no dar datos del robo, ni cuantificar las pérdidas que este atraco les supone. La Policía Nacional precintó el local tras el asalto y durante la mañana de ayer pasaron en varias ocasiones por el local.

El establecimiento está en plena calle Mayor de Gandia, lo que hizo que decenas de curiosos se pararan al ver cómo había quedado la persiana de acceso, así como el resto de la tienda.