Los alumnos de Les Foies y Ausiàs March estrenarán centro para el curso de 2022

La edil de Educación, Carmen Fuster, y el vicealcalde de Gandia, Josep Alandete. / carola woodward
La edil de Educación, Carmen Fuster, y el vicealcalde de Gandia, Josep Alandete. / carola woodward

El gobierno de Gandia incluye las reformas de los colegios Mondúver y Botànic Cavanilles en el Pla Edificant y completa las reformas escolares

Ó. DE LA DUEÑAGANDIA.

El Pla Edificant cierra el círculo en Gandia con la inclusión en el proyecto de los últimos dos centros de la ciudad que requieren una reforma. La iniciativa de la Conselleria de Educación para rehabilitar recintos en toda la Comunitat permite la mejora y construcción de un total de 13 centros escolares en la capital de la Safor. Dos de ellos, el instituto Ausiàs Marc y el colegio Les Foies del Grau de Gandia son los que van más avanzados.

Los expedientes de estos dos proyectos están en fase de licitación de la obra y se espera que la construcción de ambos edificios comience a mediados de 2020, como indicaron ayer el vicealcalde de Gandia y edil de Urbanismo, Josep Alandete, y la concejal de Educación, Carmen Fuster. Si todo va bien y se cumplen los plazos, los alumnos ambos centros estrenarán instituto y colegio en el curso que arrancará en septiembre de 2022.

Ambos ediles comparecieron para informar de que ya se han incorporado al Edificant los dos últimos colegios que estaban pendientes: Mondúver y Botànic Cavanilles. La comisión de Urbanismo ha aceptado ya la delegación de competencias. Esto supone que Gandia se hará cargo de las gestiones de redacción del proyecto y dirección de obra, pero siempre será la Conselleria de Vicent Marzà quien asuma el coste de todo el proceso.

Un ascensor en Mondúver

En el caso del Mondúver la actuación es de mejora, pero es ambiciosa. La inversión será de 1,2 millones de euros y servirá para reparar varias deficiencias o carencias, como ubicar un ascensor, renovar vallas, adecentar tramos del patio e instalar climatización en algunas estancias del centro, como puntualizó el vicealcalde.

Gandia iniciará los trámites para licitar la redacción del proyecto y posteriormente se sacará a concurso la obra prevista, con lo que se espera avanzar en los próximos meses. En el caso del colegio Botànic Cavanilles la inyección económica será de más de 83.000 euros, dijo el titular de Urbanismo.

Alandete y Fuster remarcaron que este centro es relativamente nuevo, ya que se construyó en el año 2010. Pese a ello hay carencias que, según el vicealcalde, hay que solventar para mejorar la calidad de la enseñanza.

En este recinto se habilitarán cubiertas, se mejorarán rampas, pendientes y desagües. Además se instalará una fuente. El nacionalista lamentó que este colegio requiera ya de intervenciones, pese a ser una obra ejecutada hace menos de diez años. En cualquier caso, remarcó la importancia del Pla Edificant, con el que se está interviniendo en todos los recintos escolares.

En Gandia, remarcó el vicealcalde, son 13 los centros en los que se está actuando. En algunos de ellos las actuaciones ya han finalizado, como es el caso de colegio Joan XXIII del Grau de Gandia. Tanto Alandete como Fuster resaltaron la inversión del Consell en la capital de la Safor para mejorar las infraestructuras escolares. La cuantía que destina Educación a Gandia es de 20 millones de euros, de los que buena parte se destina al instituto Ausiàs March y al colegio Les Foies del Grau de Gandia.

Derecho a la educación

«La constitución garantiza el derecho y el deber a la educación y para ello son necesarias infraestructuras de calidad», señaló la edil socialista de Gandia. Alandete finalmente hizo hincapié en la relevancia de Edificant: «El programa ha consistido en responsabilizar a los Ayuntamientos. El gobierno de Gandia se ha implicado totalmente y hemos asumido todos los proyectos necesarios para mejorar los trece centros educativos públicos de la ciudad y lo hemos hecho de la mano de la comunidad educativa y profesorado que son quienes mejor conocen las necesidades».