Alcodar y Benieto tendrán bancos, hoteles y guarderías para atraer empresas tecnológicas

Eduardo Amer, Miguel Todolí, Alícia Izquierdo y José Ortolá, en la presentación de plan de análisis de los polígonos. / àlex oltra
Eduardo Amer, Miguel Todolí, Alícia Izquierdo y José Ortolá, en la presentación de plan de análisis de los polígonos. / àlex oltra

Los polígonos de Gandia aspiran al distintivo Área Industrial Avanzada que otorga el Consell y permite optar a más ayudas de mejora

Ó. DE LA DUEÑA

Los dos polígonos industriales más importantes de la Safor, Alcodar y Benieto, ambos en Gandia, se han unido para ampliar los servicios que ofrecen y atraer así empresas de ámbito tenológico en los próximos años. En los dos sectores se prevén mejoras de todo tipo, desde la instalación de algún hotel u hospedería, guarderías, para favorecer la conciliación; ampliación de accesos peatonales, más carriles bicis, mejor iluminación y un sinfín de iniciativas más.

Todas estas actuaciones tienen como objetivo que las dos zonas industriales obtengan el mayor distintivo al que puede aspirar un polígono, la calificación de Área Industrial Avanzada. Este título se enmarca dentro de la Ley de Modernización y Administración de Áreas Industriales impulsada por la Generalitat Valencia y contempla hasta tres niveles de certificados de calidad.

Los polígonos de Gandia optan al más alto, como indicaron ayer el presidente de FAES y de la Asociación de Empresarios de la Ciudad del Transporte (AECIT), Miguel Todolí, y el secretario de la Asociación de Empresarios de la Safor (AES), José Ortolá, que comparecieron junto a la edil de Políticas Económicas e Innovación, Alícia Izquierdo.

Los polígonos deben cumplir las exigencias de la Ley de Modernización de la Generalitat

Estudio del sector

En el acto anunciaron la puesta en marcha de un estudio que permitirá determinar las necesidades de estos dos sectores industriales y poder marcar así una hoja de ruta de actuaciones de mejora para los próximos años de actuaciones de mejora y de dinamización.

Para ello se ha contratado al Instituto Mediterráneo de Desarrollo Sostenible (Imedes), que se encargará de realizar el estudio tras realizar entrevistas a empresarios.

El representante de este organismo, Eduardo Amer, también estuvo en la presentación y dijo que habrá varias fases en el estudio, pero que estará acabado en unos meses. El director técnico de Imedes dijo que la ley se ha formulado para dotar de calidad y mejorar los polígonos: «Otras autonomías ya la están copiando».

La intención es obtener el máximo distintivo, «algo así como las tres estrellas» para poder optar a más subvenciones y canalizar mejor el dinero que llegue. La idea de los empresarios, como dijo Todolí, es tener un plan de trabajo, pero para ello es necesario saber cuáles son las carencias. De esto se encargará el Instituto Mediterráneo y el Ayuntamiento de Gandia pagará el trabajo.

Para obtener la distinción de Área Industrial Avanzada hay que cumplir hasta nueve requisitos de un total de 19. Todos ellos fueron publicados en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) en junio de 2018 y entre ellos figuran algunos de los objetivos de los empresarios de Gandia.

De los 19 puntos, el Consell ve obligatorio sólo uno: disponer de banda ancha para las comunicaciones. Pero de los casi veinte hay que tener al menos nueve. Entre ellos destacan algunos como disponer de algún tipo de hotel, escoleta infantil, oficinas bancarias, sistema de recogida y aprovechamiento de aguas pluviales, servicios de correo o paquetería o centro polivalente para reuniones o formación.

Existen otros tantos como la existencia de zonas verdes, carriles bici, sistemas de iluminación eficientes o disponer de líneas de transporte público. En cualquier caso, tanto Todolí como Ortolá indicaron que los nueve puntos mínimos están al alcance por parte de ambos polígonos, ya que en los últimos años se han ejecutado muchas mejoras.

Una vez este listo el estudio, los empresarios y el área que dirige Izquierdo establecerán un documento marco donde se indicarán las actuaciones a realizar para ir cumpliendo con el resto de exigencias y que Gandia sea una ciudad apetecible para empresas tecnológicas, ya que el Campus de Gandia ya ha mostrado su disposición a colaborar en futuros proyectos de investigación.