Las Provincias

Gandia aplaza las consultas ciudadanas para aprobar antes un reglamento consensuado

Solares ubicados en el polígono Sanxo Llop de Gandia. :: lp
Solares ubicados en el polígono Sanxo Llop de Gandia. :: lp
  • El cambio de usos en el suelo de Sanxo Llop no se realizará por el momento y los vecinos piden que el resultado de la votación sea vinculante

La decisión sobre la consulta ciudadana acerca del cambio de usos del polígono Sanxo Llop de Gandia se ha vuelto interminable. El edil de Participación Ciudadana, Nahuel González anunció ayer que la consulta ciudadana «está aplazada para lograr un futuro consenso». En estos momentos, las próximas cuestiones que se quieran plantear a la ciudadanía tendrán que esperar hasta la creación de un reglamento para sentar las bases de cualquier consulta vecinal. La falta de acuerdo entre los diferentes grupos del gobierno municipal ha obligado a tomar esta decisión.

El jueves por la noche se reunió el Consell de Participación Ciudadana donde el edil responsable explicó a todos los representantes la actual situación por la que se encuentra paralizada la consulta. En esta cita, la Federación de Vecinos mostró sus dudas sobre la cuestión de que una consulta no tenga vinculación alguna para las fuerzas políticas. El presidente vecinal, Francisco Escrivá, señaló ayer en rueda de prensa que se sienten «decepcionados y frustrados».

Sin sentido

Escrivá explicó que tanto él como la Federación de Vecinos creen en la participación y no entienden que «una resolución que salga del Consell de Participación Ciudadana no salga adelante». «Queremos que todas las consultas que se hagan sean vinculantes, porque de lo contrario no tiene sentido hacerlas», manifestó.

Escrivá se mostró partidario de «sentarse y replantearse» la cuestión para crear un reglamento y decidir una proporción que marque la vinculación porque «el porcentaje para aceptarlo no puede estar en función de la importancia de la pregunta. Un 15% lo consideramos excesivo».

Ante tal situación, el concejal de Més Gandia señaló que la decisión sobre Sanxo Llop queda «aplazada a un futuro consenso» y por el momento «no se cambiarán los usos del suelo del polígono». «Hay que buscar el máximo consenso. En el tema de Sanxo Llop parece que había un cronómetro para hacerlo ya, pero ninguna consulta tiene que hacerse con presión y no hay ningún problema en aplazarla», señaló González.

El edil de Participación Ciudadana apuntó que «si se da un nuevo consenso, se abordará. Hay diferentes salidas». El concejal indicó que en septiembre se convocará una reunión para hacer un reglamento adaptado a la nueva Carta de Participación Ciudadana y «no estar siempre debatiendo por el porcentaje». El responsable del consell dejó muy claro que «primero la aprobación de un reglamento, y después las consultas».

González señaló que hasta después del verano es tiempo para «reflexionar e ir a unas consultas donde estemos todos de acuerdo. Porque pedir el voto al ciudadano y que no sirva, será frustrante». El edil de EU sostuvo que en el caso de Sanxo Llop «he mantenido mi coherencia».

Escrivá destacó que desde la federación plantean estudiar de qué manera es posible que «los grupos políticos se comprometan a que la resolución del consell, sea la que sea, se lleva adelante».

Del mismo modo, en la comparecencia, González explicó la idea de formar un nuevo Consell de Participación Ciudadana para poder incluir a otros sectores que en estos momentos no tienen participación. Una situación en la que se encuentran los comerciantes, y quienes han pedido formar parte de este organismo.

«Tomadura de pelo»

Por su parte, desde el grupo municipal popular valoraron este aplazamiento como una crisis del gobierno municipal. Según Víctor Soler, la consulta sobre Sanxo Llop «ha sido la gran tomadura de pelo». El edil popular explicó que la consulta ciudadana sobre el polígono industrial «no nace de los vecinos, sino de la fractura del gobierno que no sabe como resolver el problema y lo traslada a los vecinos».

Desde las filas populares criticaron que la consulta se aprobó «en dos ocasiones» en el Consell de Participación Ciudadana y ahora, tras dos votaciones, queda aplazada la convocatoria. El PP pidió la dimisión del edil: «Nahuel González no tiene credibilidad». Soler le recordó al concejal las dos posibilidades que le ofreció hace varias semanas: «O hace la consulta y cumple su palabra o debe dimitir como concejal de Participación Ciudadana».

Andrés Puig fue tajante en su valoración: «La participación ciudadana, ha muerto. González ha sido un juguete en las manos del PSOE y Més Gandia». El concejal popular indicó que con este aplazamiento han dejado en «mal lugar al consell y a las personas que dieron la cara votando a mano alzada para hacer una consulta». Los populares indicaron que, tras la última decisión, el órgano competente «está herido de muerte».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate