Las Provincias

Osborne inicia la reparación del Toro protegido de Tavernes que destrozó un grupo radical

Una grúa coloca las piezas del Toro que fue derribado el pasado mes de diciembre en Tavernes. :: c. gimeno
Una grúa coloca las piezas del Toro que fue derribado el pasado mes de diciembre en Tavernes. :: c. gimeno
  • La empresa restaura la valla, ubicada junto a la N-332, mediante un grupo de operarios y una grúa que repone las piezas dañadas

El Grupo Osborne ha iniciado los trabajos de reposición de la valla del Toro que unos gamberros sabotearon en Tavernes de la Valldigna el pasado mes de diciembre. El Toro de Osborne volverá, en unos días, a coronar la loma situada junto a la N-332 a su paso la localidad de la Valldigna.

Varios operarios y una máquina pesada de grandes dimensiones están acometiendo los trabajos de reparación de los anclajes de la valla y el montaje de las planchas que forman la silueta del toro. La máquina levanta a plomo la estructura que es soldada a la base, mientras que poco a poco se colocan las planchas y ya se divisa perfectamente la cabeza del animal.

Antes de iniciar el montaje, los técnicos han tenido que adecuar el camino por el que se accede a lo alto del montículo. Desde allí se divisa toda la franja costera desde Cullera hasta Gandia en un emplazamiento privilegiado cerca de la carretera nacional.

En febrero, LAS PROVINCIAS ya adelantó en exclusiva la intención del Grupo Osborne de reponer la valla del Toro que está declarada como Patrimonio Cultural. Desde la empresa propietaria del vallado se confirmó que el toro se repondría cuando llegase el buen tiempo, dado la complejidad de los trabajos necesarios para poner el pie la estructura y las planchas que forman la silueta del toro bravo.

Trabajos en marcha

Ahora cumplen con sus intenciones y durante la mañana de ayer jueves los operarios ya estaban con grúas haciendo las tareas necesarias para que el Toro vuelva a poner se en pie en esta montaña de la Vall.

El grupo independentista y radical Arran Països Catalans se reivindicó el acto de sabotaje que derrumbo la estructura de la valla. Mediante un vídeo colgaron en las redes su acción en la que se veían a varios jóvenes con radiales cortando los soportes del Toro.

Casi seis meses después de su despropósito, el Toro ocupará el lugar que le ha correspondido en las últimas décadas. En Tavernes hubo un gran malestar por la acción vandálica, ya que la silueta del Toro forma parte ya del paisaje de la Vall.

En 2009, esta misma vaya ya cayó. Era verano y el desplome se atribuyó a fuertes rachas de viento durante un temporal. En 2006 se produjo una pintada en la zona baja del vallado representando una bandera cuatribarrada. Las vallas de Osborne fueron declaradas Patrimonio Cultural y están protegidas. En España hay unos 90 Toros como el de Tavernes, y no es extraño que se produzcan sabotajes a este tipo de vallas.

Desde el Grupo Osborne señalaban a este rotativo que su empresa está al margen de la política y cualquier doble sentido que se quiera dar al vallado. El grupo destaca que su propósito es crear un buen producto y generar empleo, sin entrar en tintes ideológicos, pero reconocieron que es responsabilidad suyareparar el monumento y que lo hacen con mucho gusto.

Puntos de anclaje

El Toro de Tavernes se sitúa junto al kilómetro 120 de la N-332. Se trata de una estructura metálica con cuatro puntos de anclaje. Unas 70 planchas de dos milímetros de grosor están atornilladas formando la silueta de este toro de 14 metros de altura.

La silueta del vallado abarca unos 150 metros cuadrados para los que son necesarios usar unos 50 kilos de pintura negra. La valla en conjunto pesa unas cuatro toneladas. Los famosos Toros de Osborne comenzaron a instalarse junto a las principales carreteras de España en la década de los 60.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate