Los viajes de Jordi Juan, foco de la crítica local

Jordi Juan en una carreta en la falla La Via. :: r. escrihuela/
Jordi Juan en una carreta en la falla La Via. :: r. escrihuela

El desplazamiento a Atapuerca del alcalde, así como el trayecto diario a Valencia, centran la sátira de las seis comisiones de Tavernes

ROCÍO ESCRIHUELA TAVERNES.

Los monumentos de Tavernes han dado rienda suelta a la imaginación para elaborar la crítica local. Este año, el centro de atención de la sátira han sido los viajes del alcalde de la Vall, Jordi Juan. Las distintas comisiones destacan el famoso viaje a Atapuerca así como los desplazamientos diarios del diputado a Valencia.

En la falla La Via a Juan le han caricaturizado subido a una carreta tirada por un burro donde exponen que «quina cançó a la ràdio estaria sonant que el radar confessà que no observà, i la guàrdia civil al seu davant es posà?».

La comisión del Portal apunta que «un rebombori es va armar per part de l'oposició i als mitjans d'informació els acusaren de robar». Mientras que en el monumento del Passeig aluden a que «Jordi Juan Huguet de la capital va i ve amb tot pagat al complet».

El resto de políticos locales tampoco escapan a las críticas que explican la adjudicación de la instalación de micrófonos y cámaras en el salón de plenos a una empresa relacionada con el edil de Participación Ciudadana y Nuevas Tecnologías.

La portavoz popular, Eva Palomares, el edil socialista, Víctor Borrás, y el concejal de Esquerra Unida, Eduardo Bononad, bailan mientras piden explicaciones por la relación entre la mercantil y Quique Chofre. También la comisión del tren hace referencia a la futura Radio Valldigna, emisora que ahora será de gestión municipal. «Sols queda assabentar-nos què han programat. Seran notícies fresques i redactades o, per contra, notícies fixes i dictades?».

La crítica a los medios de comunicación «o de intoxicació» también está presente en la falla Portal. «Volem estar informats de tota la corrupció i els mitjans de difusió enverinen l'opinió i ens deixen atarantats». La nueva acera en la zona de Els Sequers, cercana al monumento de la Dula, también centra gran parte del protagonismo.

«De sobte ha aparegut una vorera gegant per on has de fer bon recorregut al tornar d'estacionar. Però hem d'estar contents, tenim una vorera de deu! I a pocs metres carrers desfets on pots destruir-te els peus». Así se puede leer en las cartas de Alicia, donde también se han acuerdado de la piscina.