Los vecinos denuncian peleas y consumo de alcohol y drogas en la plaza Loreto de Gandia

La policía acude en dos ocasiones en una misma noche a esta céntrica zona por un nuevo altercado que se salda con un herido

ROCÍO ESCRIHUELA

Los vecinos de la plaza Loreto de Gandia están hartos de los altercados nocturnos que se producen con asiduidad los fines de semana. Cada viernes y sábado por la noche se repiten los incidentes, pero la última bronca ha desatado una vez más las quejas de los residentes de la zona.

El pasado viernes, según han denunciado los vecinos, se produjo una nueva reyerta en plena calle que terminó con una persona herida. Hasta en dos ocasiones, a las 23 y 23.30 horas, la patrulla de la Policía Local tuvo que acercarse a la zona tras la llamada de los vecinos alertando de una pelea entre dos pandillas. Según fuentes municipales, cuando los agentes acudieron a la céntrica plaza sólo encontraron a uno de los grupos que había participado en la pelea, entre los que se encontraba una persona herida. El otro grupo implicado en la trifulca ya había huido del lugar.

En ese momento, efectivos policiales realizaron un rastreo por las inmediaciones del barrio para dar caza a los supuestos agresores, pero no los pudieron localizar. La Policía Local requirió la presencia en la plaza de los servicios sanitarios que acudieron para asistir al agredido en el mismo lugar de los hechos. Además, procedieron a informar al herido de que tenía derecho a presentar denuncia si lo consideraba oportuno.

Los afectados están cansados ya de tantos percances y exigen más vigilancia policial. Desde hace varios meses llevan denunciando todos los problemas que ocurren en la calle. El año pasado ya hicieron públicas sus quejas tras una pelea en la que también hubo heridos y este mismo verano sucedió otro incidente en plena calle.

Elevado ruido

Según narran los vecinos del barrio, diversos grupos de jóvenes se reúnen hasta altas horas de la noche y consumen alcohol y drogas en medio de la calle. Los residentes afectados critican «el fuerte olor a marihuana» que invade la plaza y se quejan del elevado ruido que soportan. Los propietarios de las viviendas de la zona han aumentado sus quejas tras observar que próximamente se va abrir un nuevo establecimiento de ocio en la zona y consideran que esta apertura puede provocar aún más problemas vecinales.

La Policía Local se ha personado varias veces en el local de la plaza Loreto para comprobar la documentación del bar. El negocio lleva muchos años abierto y tiene la licencia reglamentaria. En ocasiones los agentes han acudido a realizar mediciones de sonido y siempre han estado dentro de los límites permitidos.

Las fuerzas de seguridad han acudido siempre que los vecinos han requerido su presencia, pero no puede actuar si se cumplen las leyes establecidas. Pero es cierto que ya son demasiadas ocasiones en las que los vecinos han mostrado sus quejas.