Muere Joaquín Febrer Forés, empresario gandiense fundador de Citrosol

Muere Joaquín Febrer Forés, empresario gandiense fundador de Citrosol

Apasionado por el desarrollo de la maquinaria industrial, centró toda su vida en el trabajo y en su familia

J. F. valencia

Joaquín Febrer Forés, conocido empresario de La Safor y uno de los socios fundadores de la firma Citrosol ha fallecido en Gandia a los 86 años de edad.

Citrosol, cuya actividad comenzó en los años 60, con sede en Potries, es un referente en tecnología y tratamiento de productos hortofrutícolas postcosecha que siempre se ha distinguido por la calidad de sus recubrimientos y ceras para cítricos.

Pero para encontrar el origen de esta firma hay que remontarse al año 1939, cuando al finalizar la Guerra Civil se creó la empresa Roig, García y Cia que, constituida por dos socios de una misma rama familiar, se dedicaba básicamente a la fabricación de lejías y detergentes. Uno de los miembros de esta empresa en la que llegaron a asociarse hasta cinco familias (García, Moragues, Orihuel, Breto y Febrer), era el padre de los hermanos Febrer Forés. Con el paso del tiempo se fueron incorporando los hijos de las diferentes familias a una empresa que nunca ha dejado de crecer y diversificarse.

De esta forma, poco años después se creó la sociedad anónima Electroquímica del Serpis, también localizada en Potries y dedicada a la fabricación detergentes y productos de limpieza, anticriptogamicos, fungicidas e insecticidas. Algo después se puso en marcha Productos Citrosol, empresa en la que, bajo la tutela paterna, desarrolló su labor Vicente Febrer Forés, el mayor de los hermanos, y Joaquín Febrer Forés, buscando cada uno su parcela y su especialización para el mejor funcionamiento de la fábrica. Muchos años después, debido a una diferencia de edad de casi 20 años , se incorporó Juan José, tercero de los hermanos varones.

Desde un principio Joaquín se ocupó del desarrollo de la maquinaria, la producción y las sucesivas ampliaciones de la fábrica. Viajaba con regularidad a ferias en Alemania para ponerse al día en tecnología industrial. «No era ingeniero, en realidad era autodidacta, pero era un apasionado de la mecánica y llegó a ser un verdadero especialista en el desarrollo de la maquinaria industrial», comenta su hermano Juanjo.

A este entramado empresarial hay que añadir la firma Dydsa (Detergentes y Desinfectantes Sociedad Anónima) que se centra en el sector de la hostelería.

Fue el cuarto y más joven de los hermanos, Javier, quien se incorporó a Dydsa, pero lo hizo tras una primera etapa en la que se dedicó profesionalmente al fútbol. Febrer fue portero titular del Mestalla desde la temporada 1968 a la de 1973 y no llegó a jugar como titular del Valencia porque le fichó antes el Salamanca, equipo con el que ascendió a Primera División. También fue el guardameta durante una temporada del Levante.

En cuanto a su vida privada, Joaquín siempre rehuyó de cualquier protagonismo y no quiso prodigarse en la vida social. Sus prioridades eran el trabajo y la familia y a esas dos empresa se dedicó en cuerpo y alma. Viudo desde hacía casi una década era padre de tres hijas, Pilar, Inmaculada y Gema, esta última vinculada también a la empresa familiar.

Su tiempo libre lo dedicó al bricolaje y al desarrollo de ingenios mecánicos, hasta el punto de que construyó una autocaravana con la que, ya jubilado, pudo ir de viaje con su esposa. Porque le gustaba mucho la geografía y le apasionaba viajar y conocer otros países, aunque su actividad profesional le impidió hacerlo tanto como hubiera deseado.

 

Fotos

Vídeos