El Consell descarta el proyecto de la variante de Tavernes y busca un nuevo trazado para la vía

Imagen de la CV-50 a su paso por el casco urbano de Tavernes. :: r.e./
Imagen de la CV-50 a su paso por el casco urbano de Tavernes. :: r.e.

El gobierno ha propuesto cuatro alternativas diferentes pero ha apostado por el recorrido que transcurre por la parte sur del río Vaca

ROCÍO ESCRIHUELA

La nueva circunvalación de Tavernes se retrasará todavía unos años más. Tras una larga espera para intentar reducir el tráfico del casco urbano del municipio, ahora el Consell ha descartado el proyecto de la vía como se redactó hace más de 10 años aduciendo que es «inviable».

En estos momentos, el Ayuntamiento y la Generalitat trabajan conjuntamente en un nuevo rumbo que solucione los problemas de circulación de la CV-50. Tras varias reuniones entre las administraciones, el consistorio ha presentado cuatro propuestas alternativas, de las que finalmente se ha apostado firmemente por una, la que a priori podría ser más beneficiosa para la ciudad y la que menor impacto pueda causar en el territorio.

El camino va a ser muy largo. El nuevo trazado parte de cero y el proceso podría alargarse como mínimo unos 10 años siempre que los informes pertinentes corroboren que esta puede ser la solución definitiva. Según el edil de Urbanismo, Josep Llácer, se han iniciado los trámites y se está redactando un anteproyecto ya que el actual «ha quedado descartado porque no se puede ejecutar en un plazo de tiempo razonable». A partir de este momento, se ponen muchos informes sobre la mesa de todos los organismos afectados. «Desde el Ayuntamiento pensamos que es la mejor situación para seguir adelante y estamos trabajando con conselleria para aprobar el trazado definitivo y que empiecen los informes», señaló Llácer.

La alternativa necesitará el visto bueno de Fomento. Aunque el principal escollo será la Confederación Hidrográfica del Júcar que tendrá que estudiar los problemas de inundabilidad de la Valldigna así como el encauzamiento del río Vaca. De que se ejecute la laminación del río, dependerá todo el proceso.

El concejal explicó que sobre el plano parece que la opción elegida es la más indicada pero habrá que «analizar los estudios geotécnicos, ambientales y de inundabilidad». Este trazado está proyectado en la parte sur del río Vaca, al margen contrario por el que trascurría el plan descartado. Otra de las cuestiones pendientes será ver qué sectores estarán afectados y si es necesaria la expropiación de algunos terrenos.

El actual proyecto, pretende que la nueva circunvalación discurra en línea recta, entre el Vaca y el Vadell, por el Camí de Herrera y que tenga conexión directa con la AP-7, la N-332 y llegue hasta el final del sector 17 de la playa vallera.

15.000 vehículos

La travesía de Tavernes soporta cada día 15.000 vehículos con el peligro que ello también supone para los peatones. Una carretera en la que ha habido numerosos accidentes, muchos de ellos graves. A la espera de la ronda, el gobierno local, consciente de que la travesía tardará años ha pedido mejoras en la carretera que cruza el municipio. Así, se construirán tres nuevas rotondas, se pintarán pasos de peatones y colocarán bandas sonoras en los puntos más conflictivos para evitar la velocidad excesiva en el casco urbano.

Antes del verano, el consistorio espera que una de las tres glorietas esté finalizada. En concreto, la que se ubicará en Germanías para dar acceso a las calles Major y Ràfol. Llácer señaló que estas medidas «mejoraran la seguridad de los peatones y agilizarán el tráfico».

El Ayuntamiento presentó hace seis meses una propuesta con diez mejoras que ya ha recibido el visto bueno del área de Obras Públicas y Transportes y tiene previsto iniciar las obras a principios de 2017.