Tavernes entrega la concesión de la escoleta a una empresa de Granada

Un instante del pleno de ayer de Tavernes donde se aprobó la concesión del servicio de guardería. :: lp/
Un instante del pleno de ayer de Tavernes donde se aprobó la concesión del servicio de guardería. :: lp

Los ediles de Compromís aprueban ceder la gestión del centro Víctor Calatayud por un plazo de cinco años y los grupos de la oposición se abstienen

REDACCIÓN

El gobierno de Tavernes de la valldigna ha adjudicado el servicio de la guardería infantil municipal Víctor Calatayud en un pleno extraordinario celebrado la tarde del lunes. La concesión es por cinco años y ha sido otorgada a la empresa de Granada Megadiver Socioeducativa.

El punto fue votado favorablemente por Compromís, mientras que el PP y el PSPV se han abstenido. La edil de Contratación, la nacionalista Llum Sansaloni, explicó en el pleno que diez empresas se habían presentado al concurso por gestionar la escoleta municipal para niños y niñas de 0 a 3 años.

Sansaloni señaló que a finales de julio se dio a conocer la puntuación de cada memoria educativa que presentaban las mercantiles que optaban a la concesión y se supo la oferta económica de las mismas. Al final, según la responsable de Contratación, la adjudicación fue para Megadiver: «Se presentaron dos alegaciones por parte de dos empresas participantes y la mesa de contratación desestimó finalmente las alegaciones formuladas».

Sansaloni afirmó que el concurso había sido libre y a él optaba cualquier empresa de España e incluso del marco europeo. Incidió en que los técnicos habían tenido libertad para valorar cada propuesta: «Confío en el criterio de los técnicos. Han sido libres para valorar los proyectos que se presentaban y la valoración ha sido según se enfocó en el pliego de condiciones».

Desde la oposición, la concejal socialista, Pilar Altur, justificó la abstención de su grupo señalando que hay «un punto del pliego que no se ha valorado: la gestión organizativa». Añadió que en la mesa de valoración de las alegaciones había discrepancias entre sus componentes.

Maria Ciscar, del PP, afirmó que su grupo se abstenía al no haber participado de la mesa de contratación y desconocer los motivos por los que no se habían admitido las alegaciones presentadas por el resto de aspirantes.

La adjudicación ha levantado cierto revuelo en la Vall por recaer en una empresa que surge en Andalucía. Megadiver cuenta en la actualidad con centros educativos en Andalucía y la Comunitat Valenciana. No obstante, Sansaloni aclaró «que no se puede decir que la licitación sea incorrecta porque no haya recaído en una empresa del pueblo. La mercantil nos ha confirmado su voluntad de subrogar al personal».

La concesión es para cinco años, con posibilidad de prórroga para un curso más. La concesionaría deberá equipar la ampliación de las aulas y ofrecer servicio de comedor a los escolares que lo deseen.

La sesión plenaria extraordinaria estuvo presidida por el alcalde en funciones, Perfecto Benavent, al estar de vacaciones el primer edil Jordi Juan. Tampoco asistieron los ediles del PP, Salvador Sansaloni, y de EU, Eduardo Bononad.