Citrosol invierte 4 millones en investigar cómo reducir pérdidas tras la cosecha

Directivos y empleados de Citrosol posan en la sede de Potries junto a Ximo Puig. :: lp/
Directivos y empleados de Citrosol posan en la sede de Potries junto a Ximo Puig. :: lp

La empresa de Potries inaugura un laboratorio con el fin de alargar la frescura de la fruta y hortaliza que exporta a América y Australia

REDACCIÓN

La empresa valenciana Citrosol ha invertido 4 millones en un centro de investigación, en su sede de Potries, con el fin de hallar fórmulas que le permitan alargar la frescura de la fruta. La mercantil exporta sus productos a más de una decena de países, tanto en Europa como en América o en Australia.

La firma valenciana, con medio siglo de vida, inauguró este lunes ante 250 invitados su nuevo espacio de Tecnología Postosecha. El nuevo edificio, dotado de laboratorios y de una planta piloto, aspira a convertirse en el referente de su segmento de actividad investigadora a nivel continental.

«Las pérdidas postcosecha de la fruta se estiman entre un 12% y 25%, y nosotros llevamos más de 50 años aportando soluciones a los productores y a los exportadores alargando la vida útil de esa fruta», comentaba ante los asistentes el Director General y Científico de la compañía, Benito Orihuel, «primero fueron los cítricos, luego los plátanos, también la fruta de pepita, más recientemente los pimientos y ahora como novedad tomates y aguacates. Seguimos creciendo». En la inauguración estuvieron presentes clientes, prescriptores, proveedores, universidades y centros tecnológicos colaboradores, la amplia masa social y de trabajadores de la empresa, además de diferentes autoridades institucionales, entre ellas el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la alcaldesa de Potries, Assumpta Dominguez.

De este modo, la fábrica de Citrosol está siendo ampliada y una vez acaben las obras contará con una automatización muy superior a la actual. «Duplicaremos la capacidad de producción», apuntó Orihuel. Se dispondrá de un nuevo edificio de tipología industrial destinado a almacenamiento y expedición de producto acabado. También se está ejecutando un nuevo muelle de carga y una nueva sala de máquinas.

Las obras se completarán con la rehabilitación de la nave almacén, la nave taller que se transformará en una nave de materias primas, y además se ampliará tanto la nave de fabricación de producto intermedio como la de producto final.

Pero el nuevo edificio triplica la superficie destinada a laboratorios. Cuenta con un laboratorio de fisiología vegetal postcosecha, dotado con un Texturómetro y un colorímetro; un laboratorio de química, equipado con dos HPLC, un espectrofotómetro y un cromatógrafo de gases; y un tercero de microbiología. Los laboratorios persiguen la eficacia analítica, respuestas más rápidas, desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico (detección de resistencias 'in vivo'), prevenir la posible aparición de fisiopatías postcosecha en los clientes, y desarrollar nuevos proyectos de investigación.

Citrosol es una compañía asentada en la comarca valenciana de La Safor que cuenta con una plantilla de 78 trabajadores, que ha ido incrementándose en los últimos años, ya que en 2010 eran 51 los empleados. La firma es líder de ventas en su sector en la cuenca mediterránea, en países como España o Egipto, y en otros zonas como Perú.