El PP vence en 13 municipios aunque pierde casi 8.000 votos respecto a 2011 en la Safor

El vallero Jordi Juan, uno de los grandes triunfadores de las elecciones municipales en la Safor. :: lp/
El vallero Jordi Juan, uno de los grandes triunfadores de las elecciones municipales en la Safor. :: lp

El PSPV logra 9 victorias, todas con mayoría absoluta, y Compromís se hace con seis alcaldías y es el único partido que aumenta sus sufragios

Ó. DE LA DUEÑA

El Partido Popular ha sido la fuerza más votada en la Safor en las elecciones municipales. La formación ha logrado 31.162 papeletas y ha vencido en 13 municipios. Pero, pese a todo, estos datos suponen un duro mazazo para la agrupación, ya que ha perdido casi 8.000 votos respecto a los comicios de 2011, cuando rebasó los 39.000 sufragios. Todo esto puede acabar con la pérdida de varias alcaldías, ya que de las 13 logradas sólo cuatro son con mayoría absoluta.

El PSPV se mantiene como el segundo partido. Los socialistas han sumado 23.430 votos, lejos también de las cifras de 2011, que obtuvieron 29.716 papeletas. El gran beneficiado ha sido Compromís. Los nacionalistas han experimentado un gran aumento de votos, ya que han logrado 22.033 apoyos, frente a los 14.891 de 2011.

Pero en estos comicios han aparecido nuevas marcas. La cuarta en número de sufragios es Ciudadanos, con 4.424 votos. EU-Acord Ciutadà ha logrado 2.794 papeletas, mientras que los partidos independientes han sumado 3.149 apoyos.

El PP ha logrado cuatro mayorías absolutas. El caso más llamativo es el de Daimús, donde Javier Planes, revalida sus siete concejales y los populares afrontan la séptima legislatura al frente de gobierno. Compromís cuenta con tres ediles y el PSPV con uno. La formación también gobernará con holgura en Almiserà, con cuatro ediles; en Castellonet, con otros cuatro regidores, y en Ròtova, donde Antonio García ha sumado cinco representantes. Gobernará por quinta legislatura consecutiva.

Los populares han ganado en otras nueve localidades, pero tendrán que buscar apoyos. En Bellreguard, Jaume Ascó ha obtenido cinco ediles, mientras que el PSPV cuenta con cuatro y Compromís con dos. En Beniarjó se ha producido un empate a tres bandas. Tanto el PP, como el PSPV y Compromís han obtenido tres ediles cada uno, pero la fuerza más votada ha sido la de Salvador Enguix, con 381 votos.

En Barx también ha ganado el PP, con cuatro regidores, pero el PSPV ha logrado dos y ha irrumpido Ciudadanos con tres. En Gandia, el PP ha ganado, pero no ha alcanzado los 13 ediles que tenía. Ahora depende de Ciudadanos, que tiene un edil, para lograr un gobierno estable.

En Oliva la victoria ha sido una vez más para Chelo Escrivá. Los populares logran seis ediles, pero puede que no lleguen a gobernar, ya que hay en escena otros cinco partidos. Compromís ha logrado cinco ediles, el PSPV, cuatro; Projecte-Ciutadans, cuatro; Gent d'Oliva, uno, y Esquerra Unida entra en el consistorio con un concejal. Todo esto deja un futuro incierto en la Ciudad Condal.

En Palma, el PP de Teresa Catalá ha vuelto a ganar. Cuenta con cuatro ediles, pero tiene enfrente al PSPV y a Compromís, con tres regidores cada uno. En Real de Gandia, Vanessa Martínez ha sido la candidata más votada, pero empata con el PSPV, ambos suman cinco ediles.

La llave de la gobernabilidad en Real la tiene Compromís, con un único representante. En Xeraco, Avelino Mascarell vuelve a ser el candidato con más apoyos. Ha logrado seis ediles. El PSPV y Compromís cuentan con tres cada uno y EU aparece en Xeraco con un concejal.

El PSPV, por su parte, ha ganado en nueve municipios, en todos ellos con mayoría absoluta. En Alfauir, Marc García seguirá como alcalde con cinco concejales, por segunda vez. En Beniflà, David Ribas, con cuatro regidores, también hará frente a su segundo mandato.

En Benirredrà, Loles Cardona será alcaldesa por tercera vez, con seis ediles, frente a los dos del PP y uno de Compromís. El PSPV ha vencido también en La Font y ha acabado con varias legislaturas del PP. Pablo Puig gobernará sin problemas con los seis ediles que ha obtenido.

En L'Alqueria, Salvador Femenía logra otra mayoría absoluta y será alcalde por quinta vez. En esta población gobierna el PSPV desde el año 1979. En Llocnou de Sant Jeroni, Ricard Igualde vence por segunda vez y afronta la tercera legislatura consecutiva de los socialistas. Esta vez con cinco ediles. Asensio Llorca ha vuelto a arrasar en Miramar. Con ocho concejales, el socialista gobernará por sexta vez en un municipio donde el PSPV está al frente del consistorio desde 1979.

En Rafelcofer, Irene Furió, que se estrenaba como candidata, ha revalidado la alcaldía para los socialistas, con cinco ediles. Enric Llorca, en Villalonga, ha logrado seis ediles y no tendrá que buscar pactos como en la anterior legislatura.

Compromís ha ganado en cuatro municipios. En Almoines, Pepa García ha logrado cuatro ediles, los mismos que el PP, aunque los nacionalistas tiene 47 votos más. En Benifairó, Josep A. Alberola, tiene tres ediles y tendrá que buscar apoyos en otros partidos. En Palmera, Àlvar Català, se ha hecho con los siete ediles en juego y no hay representación de ningún otra formación.

En Potries, otro feudo de Compromís, Assumpta Domínguez ha logrado mayoría absoluta. En Xeresa, Tomás Ferrandis obtiene su tercer mandato, con siete ediles. Revalida su mayoría absoluta, pero pierde unos 90 votos. El PP sube y logra cuatro concejales frente a los tres que ya tenía. El PSPV desaparece del mapa local.

Pero el verdadero héroe de Compromís en estas elecciones ha sido Jordi Juan. El candidato de Tavernes, que fue alcalde durante la pasada legislatura al pactar con el PSPV y con EU, aunque no ganó las elecciones, sí que ha logrado un triunfo arrollador en esta ocasión. Juan ha obtenido diez concejales de los 17 en juego y se asegura así cuatro años de gobierno. El PP se queda con cuatro ediles, el PSPV con dos y EU obtiene uno.

Fotos

Vídeos