El sindicato CSI-F denuncia «constantes» irregularidades en la Policía Local de Tavernes

Un agente pone una multa a un vehículo en Tavernes. :: lp/
Un agente pone una multa a un vehículo en Tavernes. :: lp

El PP advierte de que hay seis agentes de baja «por cuestiones psicológicas» y critica el pago de 5.000 euros en productividad y extras al intendente

C. GIMENO

La Policía Local de Tavernes está centrando buena parte de la información vallera y no para bien. Los representantes sindicales del CSI-F denuncian «constantes» irregularidades y hechos arbitrarios.

Uno de ellos es la tardanza en la entrega de cuadrantes de trabajo. Si era costumbre tener estos de forma anual, recientemente se presentan los horarios sólo con carácter mensual. Sin embargo, a fecha de ayer los agentes aún no habían recibido el cuadrante de mayo. Además, señalan que se dan órdenes contraproducentes como la de dejar en el turno de noche durante una semana a un agente armado en puertas, mientras que se manda a patrullar a un interino desprovisto de arma.

El sindicato denuncia cambios en los horarios sin la pertinente notificación así como la falta de asignaciones por participar en elecciones sindicales a los agentes. Otra de las quejas expresadas por registro de entrada a la alcaldía vallera es la «asignación arbitraria del reparto de horas extraordinarias, de manera que se dan las indicaciones al agente de Oficinas para que se efectúe requerimiento dependiendo de quién las puede realizar, indicando personalmente a quién se les asignan y a quién no, incurriendo en un grave e injusto agravio comparativo, faltando a toda ética profesional e incluso a los derechos de los trabajadores, tratándose de manera discriminatoria al resto del colectivo».

El CSI-F señala que se deniegan cambios de servicio a ciertos componentes del colectivo y se autorizan otros sin justificación. «Lo único que crean es una gran desmotivación en el colectivo, faltándose gravemente a los derechos de los funcionarios por parte de la Jefatura. Por parte de este sindicato se reserva la posibilidad de presentar la correspondiente denuncia ante la Autoridad Judicial competente de no cesar la actitud arbitraria y contraria a derecho del responsable policial», comentaron.

A estas quejas se suman otras realizadas por el PP en el pleno del miércoles. Los populares denunciaron que a un agente no se le facilita la uniformidad adecuada sin ninguna explicación coherente y que se le entrega material defectuoso o inapropiado. También indicaron que había seis policías de baja «por cuestiones psicológicas», el 12% de la plantilla, y pedían a la alcaldía que atendiera estos hechos.

La edil popular Raquel Escrivà pidió explicaciones sobre por qué se habían abonado 968 euros en concepto de horas extra al jefe de la Policía Local entre enero y febrero, más otros 4.056 euros extra de productividad por el primer trimestre del año. «Con ese dinero se podrían contratar más policías o repartir las horas extras entre los agentes para que no fueran mileuristas unos y otros tuvieran tanta retribución». El gobierno decidió responder estas cuestiones por escrito en el próximo pleno.