Los presupuestos de Gandia de 2015 ascienden a 81 millones al subir un 22% la recaudación

El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Gandia, Guillermo Barber. :: juanjo peret/
El concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Gandia, Guillermo Barber. :: juanjo peret

Las cuentas más altas de la legislatura destinan 10,2 millones a invertir en la compra de terrenos del parque acuático y del campo de golf de la playa

ZOA SANZ

Gandia ya tiene el primer esbozo de los presupuestos de 2015. Las cuentas ascienden a 81,3 millones de euros, siete millones más que en 2014. Ingresos y gastos están equilibrados. Es la cifra más alta registrada en toda la legislatura, que se ha conseguido al aumentar un 22% la recaudación. En 2011, el dato estaba en 71,7 millones; en 2012, en 80,7 millones; en 2013, en 77 millones; y en 2014, en 74 millones.

Pese a ello, el documento económico más importante del año sigue siendo austero, con recortes en todas las partidas, menos en Educación, Servicios Sociales y Deportes.

Uno de los apartados más relevantes es el de las inversiones. Para el próximo año se han destinado 10,2 millones. El montante más grueso irá a la adquisición de terrenos donde irán ubicados el parque acuático y el campo de golf. El primer proyecto es la apuesta más importante del alcalde de Gandia, pero todavía no hay inversor.

También habrá una inyección monetaria para mejorar y finalizar las urbanizaciones de Marenys, Marxuquera, Sanxo Llop y Les Foies; la zona de equipamientos de la playa, y para solventar las pequeñas necesidades de los ciudadanos (micropolítica).

En el área de ingresos, el gobierno popular ha contado con 9 millones del canon del agua; 1,5 millones del aparcamiento en altura de Corea; y 1,6 millones por los chiringuitos de la playa. Asimismo, se modifican ordenanzas fiscales para favorecer a los más necesitados y a los sectores estratégicos y turísticos de la ciudad.

En la de gastos, se mantienen los 2,5 millones del Plan de Empleo; se incrementa en 30.000 euros la protección patrimonial del Palau Ducal; se dota de 77.450 euros para la apertura del Museo de las Clarisas; y se aumenta en 30.000 euros la aportación a la Universidad a Distancia (Uned) para la realización de exámenes en Gandia. Las becas, libros y premios estudiantiles alcanzan los 13.000 euros.

El concejal de Hacienda, Guillermo Barber, manifestó que es un presupuesto adaptado a las necesidades de Gandia; enfocado al crecimiento económico, la creación y fomento de empleo, pero «sin dejar de lado a los más necesitados». Las cuentas están enmarcadas en el Plan Presupuestario 2015-2017.

Una vez más, el informe aterriza en Gandia envuelto de polémica. Los socialistas denunciaron que ayer recibieron la convocatoria de la comisión de Hacienda, la cual se celebrará el lunes. «Por primera vez en la historia de la democracia en Gandia se despachan los trámites de los presupuestos en una única reunión informativa con el agravante que esta es urgente, con lo que apenas existe tiempo para estudiar toda la documentación», denunció el portavoz socialista, Vicent Mascarell, quien considera que es una falta de respeto no sólo a la oposición sino también a la propia norma.

«El PP no nos da la oportunidad de aportar nuestra visión de unos presupuestos que muy probablemente acabe gestionando esta oposición conformada en gobierno después de mayo», vaticinó Mascarell.

Barber respondió que existe un Plan de Ajuste hasta 2023 y que este año se han aprobado dos documentos en los que se enmarcan las cuentas de 2015, por lo tanto «es una excusa peregrina ahora decir que no sabían nada». El gobierno, agregó, siempre ha aprobado los presupuestos en diciembre y la oposición «nunca ha aportado nada». Este año, se justificó el regidor de Hacienda, la aprobación de las líneas fundamentales y del plan presupuestario «han acelerado y simplificado la posibilidad de aprobar las cuentas».

Los socialistas poco pudieron valorar de las cuentas debido a que la información de la que disponían era escasa. Lo único que apuntaron fue que los ingresos estaban inflados para cuadrar el presupuesto. Recordaron que se han presupuestado 9 millones del canon del agua «cuando el juicio no será hasta la próxima legislatura». Además, se han previsto 1,5 millones del aparcamiento de Corea «cuando no está ni licitado ni existe ningún pliego». Por último, resaltaron que se ha destinado 1,6 millones por los chiringuitos «cuando no hay expediente ni contratación de costas».

El PSPV incide en que sólo se consignan 620.000 euros para el pago de sentencias, «cifra que no cubre ni una tercera parte del coste y compromisos de las Escoletes». Mascarell también se ha fijado en el presupuesto de la empresa pública IPG, la cual «pese a estar en liquidación y pese haber dicho Torró que la cerraría el 31 de diciembre de este año, cuenta con un apartado de 2,5 millones de euros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos