El Prado renace con un mercado 'gourmet'

Los operarios dan los últimos retoques al mercado municipal de la plaza del Prado de Gandia, que abrirá sus puertas el 1 de octubre por la tarde. :: juanjo peret/
Los operarios dan los últimos retoques al mercado municipal de la plaza del Prado de Gandia, que abrirá sus puertas el 1 de octubre por la tarde. :: juanjo peret

Los puestos son para Mas y Mas, Fruver Fermín, Bar Mercat, Gastro-Bistrería, Ramiro, Ambra, Vino y Arte, La Pescadería y charcutería Fornés

ZOA SANZ GANDIA.

La plaza del Prado de Gandia renacerá el 1 de octubre con un mercado municipal a imagen y semejanza del concurrido San Miguel del centro de Madrid. La ciudad tendrá por primera vez un espacio comercial destinado a productos 'gourmet', exclusivos y de calidad con un servicio de degustación.

Su aspecto es muy coqueto. Tiene toques 'vintage' que recuerdan que hace un siglo justo en este mismo espacio los agricultores vendían lo que habían recolectado. Pero también un espíritu moderno que se refleja en su diseño interior, en el que predomina la madera, el cristal y el acero inoxidable.

Lo que hace diferente al mercado municipal es su funcionamiento. Un cliente que, por poner un ejemplo, compre unas gambas de la pescadería podrá llevarlas al bar para que las cocinen. El comensal pagaría un «módico» precio por el gasto de la plancha y el cubierto, según relataron ayer fuentes del departamento de Comercio del Ayuntamiento de Gandia.

El friso de la puerta principal indica al visitante que el antiguo mercado se fundó en el año 1933. Hay ocho puestos y un supermercado. El ciudadano, cuando acceda a su interior, se encontrará a mano derecha un quiosco de la Librería Ambra, el cual venderá prensa y libros. Es el más madrugador, ya que abrirá a las 7 de la mañana.

Junto a él, la frutería Fruver Fermín, que tiene la peculiariedad de poder hacer batidos con fruta natural. Detrás de estos dos puestos está el supermercado Mas y Mas, de Fornés, que ocupa 424 metros cuadrados, prácticamente la mitad de toda la superficie del mercado.

Si el cliente elige adentrarse por la izquierda, se topa con la cafetería Bar Mercat, que empezará a funcionar desde las 8 de la mañana y servirá tapas, servicio de plancha, copas, cafés, etcétera. Y si sigue por el pasillo, con la Vinoteca Gastro-Bistrería, de Santiago Escrivá.

Más hacia el fondo está la panadería Ramiro y, por detrás de esta, la charcutería y carnicería de Fornés, con alrededor de 46 metros cuadrados. El resto de locales rondan los 30 metros cuadrados.

El cuadrante lo completan la 'Pescadería del Prado' y 'Vino y Arte'. La primera aporta una gran variedad de pescados recien traidos de la lonja y se distingue por el sushi. Está prevista la programación de talleres para aprender a elaborar este manjar japonés.

Con respecto al segundo local, está regido por una mercantil especializada en productos 'gourmet' de toda la geografía española, como cerveza artesanal de Almería, cecina de León y exquisitos quesos. El mercado cuenta también con acceso directo al aparcamiento subterráneo y los preceptivos baños. Tiene un aforo de 120 para personas sentadas y de entre 200 y 300 para gente de pie.

Los operarios están dando los últimos retoques para que el miércoles pueda abrir sus puertas coincidiendo con el inicio de la Fira i Festes. La inauguración será a las 19.30 horas. Esta llega con seis meses de retraso, ya que la intención del ejecutivo local era abrirlo antes de Semana Santa. Las autoridades irán recorriendo el espacio y, progresivamente, se irán activando las paradas. Habrá música en directo y desgustación.

Un coste de 841.000 euros

Gandia adjudicó en febrero por 841.146,32 euros la ejecución de las obras de la infraestructura del Mercado del Prado a la empresa Canalizaciones y Derribos Safor S.L.

Desde el gobierno local agregaron que se amortizará en veinte años. Las adjudicaciones se otorgan para cinco años con posibilidad de prórroga.

Se realiza un pago inicial de 50,12 euros/metro cuadrado, en concepto de fianza (dos meses), y pagos mensuales de 25,06 euros/metros cuadrado. Los vendedores no cerrarán a mediodía y abrirán los sábados. Esta infraestructura de ocio y consumo generará cuarenta puestos de trabajo directos.

Desde el área de Comercio del consistorio gandiense aseguraron que los precios serán populares. Un aspecto clave que garantizará que el mercado municipal de carácter selecto pueda sobrevivir en unos tiempos difíciles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos