Nadie retira los peces muertos del Ullal Gran

CARLOS GIMENO TAVERNES.

El Ullal Gran y el de les Penyetes, dos de las zonas húmedas más importantes de Tavernes de la Valldigna, presentan una preocupante situación por la falta de lluvias. Decenas de lisas y anguilas han muerto y llevan 10 días pudriéndose al sol sin que nadie haga nada. No se han retirado y en la zona el aire es irrespirable. Estos manantiales están situados junto a la N-332. El de les Penyetes ya está completamente seco, y el Gran tiene una décima parte de su caudal habitual.

Los pocos ejemplares de peces que aún sobreviven boquean por la superficie en el poco más de un palmo de agua fangosa que queda en el Ullal. Pese a que han pasado varios días desde que se supo la mortandad de peces, el Consistorio vallero no ha retirado los animales muertos.

El manantial pertenece al Ayuntamiento, pero al ser una zona húmeda de especial protección se requiere el permiso de la Conselleria para realizar cualquier actuación, al menos eso indicó el concejal de Medio Ambiente, Perfecto Benavent.

El jueves fue cuando los responsables políticos de Tavernes notificaron a la Generalitat la situación delicada del Ullal Gran, aunque la mortandad de peces se produjo hace más de una semana.

Ahora se espera que alguien mueva ficha. Mientras, el panorama que se ve en esta zona húmeda es preocupante y roza lo dantesco.