Xàtiva reduce su deuda bancaria 1,3 millones de euros en un año y un 60% desde 2015

Momento de la votación del pasado pleno. / lp
Momento de la votación del pasado pleno. / lp

El pleno de la corporación municipal respalda por unanimidad la cuenta general de 2018 y la ordenanza fiscal de instalaciones deportivas

BELÉN GONZÁLEZXÀTIVA.

El Ayuntamiento de Xàtiva ha reducido su deuda bancaria en 1,3 millones de euros a lo largo del pasado ejercicio de 2018, lo que deja la cifra de endeudamiento municipal en 9,2 millones de euros, incluyendo el comercial.

Así lo daba a conocer el concejal de Hacienda, Ignacio Reig, en el pleno ordinario correspondiente al mes de julio celebrado y que aprobaba por unanimidad de todos los grupos municipales la cuenta general del ejercicio pasado.

El concejal calificó como «una correcta ejecución» la del presupuesto de 2018, pero reconoce que hay carencias como la realización de un inventario general de los bienes municipales que según Reig se «encuentra consignado presupuestariamente y elaborado al 50%».

Aun así, las cuentas muestran un resultado positivo de 844.000 euros debido, según el portavoz socialista, «a la correcta ejecución de los gastos y por una previsión muy prudente de los ingresos. Nos hemos gastado en 2018 justamente lo que teníamos previsto gastar», subrayó.

Cabe recordar que el consistorio setabense, según la auditoría que presentaba el entonces gobierno tripartito en enero de 2016, contaba con una deuda global de 25 millones de euros, de los el 70%, es decir, 17,5 correspondía a deuda bancaria, que, según los datos dados a conocer por el concejal de Hacienda el pasado pleno se ha logrado reducir en torno al 60%.

Sobre este punto, el portavoz de Xàtiva Unida, Miquel Lorente, recientemente nombrado director general de Economía Sostenible de la Generalitat Valenciana, propuso atender a las recomendaciones del informe de la intervención general y, por tanto, crear un registro de subvenciones y continuar con las medidas de agrupamiento de contratos, al estilo de las contrataciones de los servicios de la Fira d'Agost.

El pleno de la corporación municipal xativí también debatía la ordenanza reguladora de los precios públicos de las instalaciones deportivas de cara al próximo año 2020. Esta ordenanza se aprobaba con los votos a favor del PSPV-PSOE y de Ciudadanos y la abstención de Xàtiva Unida y Partido Popular.

La ordenanza aprobada incluye los precios del uso de la nueva piscina cubierta de Les Pereres. Tal como ha explicado Reig, «el abono para el uso de la piscina, de septiembre a mayo, tiene un coste de 30 euros al mes, para adultos, 25 euros al mes para jóvenes de 9 a 16 años y mayores de 65 años; los menores de 9 años tienen acceso gratuito todo el año».

Otra de las novedades es que se distingue la entrada al gimnasio de los servicios de monitor que tendrán una tarifa aparte.

Según se indicó, la mayoría de los precios público se mantienen con respecto a los de este año, a excepción de los abonos de verano para las piscinas de Murta y les Pereres, que se incrementarán en 5 euros con respecto a este verano.

Al respecto, el concejal de Ciudados, Juan Giner, que, como cabe recordar ha entrado a formar parte del equipo de gobierno socialista, destacó la práctica congelación de precios, con la que, según dijo, se «intenta incentivar la adquisición de abonos para la fidelización de los usuarios».

La portavoz del Partido Popular, María José Pla, manifestó no compartir «el proceso de minoración de algunas bonificaciones», al tiempo que acusaba a Reig «de afán recaudatorio».

Por su parte, el concejal de Xàtiva Unida, Alfred Boluda, que tomó la palabra en este punto del orden del día, calificó los precios públicos de las instalaciones deportivas como «unas tasas necesarias y ajustadas», aunque mostró su desacuerdo con el incremento porcentual de los abonos de las piscinas de verano.

Cesión de Santa Clara

Por otra parte, el alcalde de Xàtiva, se reunió con la consejera de Justicia, Gabriela Bravo; la directora general, Bárbara López y el subsecretario de la Conselleria de Justicia, Antonio Llorente, para reanudar las gestiones para la construcción del nuevo Palacio de Justicia de Xàtiva.

El primer edil transmitía a la consellera que se está ultimando el proceso de expropiaciones de los inmuebles colindantes al exconvento de Santa Clara para la posterior cesión da la Conselleria. Esta cesión está prevista que sea para finales de este año y una vez cumplido el trámite, la Generalitat licitará la redacción del proyecto y dirección de la obra, licitará la redacción del proyecto de los nuevos juzgados en enero de 2020, con un horizonte temporal de inicio de obras a principios de 2021.

Como ya anunciara la Conselleria de Justicia, se prevé una inversión de seis millones de euros en este proyecto, incluido en al Plan de Infraestructuras Judiciales.

Las nuevas instalaciones albergarán todos los órganos judiciales existentes y contará con espacio de reserva para futuras necesidades. Actualmente dan servicio a 87.500 personas, repartidas por los 26 municipios del partido judicial.