Xàtiva abona a Acciona 1,3 millones por las obras de 2011 de la Ciudad del Deporte

Ciutat de l'Esport de Xàtiva. / lp
Ciutat de l'Esport de Xàtiva. / lp

El Consistorio ha intentado llegar a un acuerdo con la empresa sin llegar a lograr un entendimiento tras cuatro años de litigios

BELÉN GONZÁLEZXÀTIVA.

Los departamentos jurídico y financiero del Ayuntamiento de Xàtiva han dado luz verde a abonar a Acciona Infraestructuras S.A. 1,3 millones de euros más 400.000 en concepto de intereses de demora, por los sobrecostes en la redacción y ejecución de las obras de la Ciudad del Deporte.

Todo ello después de que el equipo de gobierno de la legislatura anterior agotara todas sus posibilidades jurídicas y que el Tribunal Supremo finalmente, en enero de este año, desestimara su recurso de casación y confirmaba la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo número 6 de Valencia y la inadmisión del recurso que el consistorio presentaba contra dicha sentencia ante la sala quinta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Según se informa desde la propia administración local, el consistorio setabense ha tratado de llegar a un acuerdo con la empresa, con la presentación de dos propuestas, pero finalmente no ha habido entendimiento por lo que se procederá al pago de la sentencia para evitar la generación de más intereses moratorios.

Cabe recordar que el alcalde, Roger Cerdà, firmaba el pasado mes de junio la operación de crédito para poder hacer frente a este pago de un montante de 1,8 millones de euros con el Banco Sabadell, tras la aprobación de la operación por parte de la corporación municipal, precisamente, en el último pleno de la legislatura, que se celebraba el pasado mes de mayo. Este crédito supondrá para las arcas municipales unos intereses de 443.213 euros y una década para poder pagar, lo que el propio equipo de gobierno calificó de «despilfarro de dinero público», en la gestión del gobierno presidido por Alfonso Rus.

El pago de 1.370.158 euros que el Ayuntamiento de Xàtiva tiene que abonar responde a los conceptos de 375.666,86 euros por obras ejecutadas y recogidas en un proyecto complementario, cuya aprobación por el Ayuntamiento no consta; 670.021,36 euros, por trabajados realizados al margen del proyecto original y del modificado; 62.549,70 euros, correspondientes a un equipamiento de juegos 'pitch & put' (un deporte similar al golf, que no se finalizó) y 24.124,72 euros, en concepto de reparaciones ejecutadas durante el periodo de garantía. A todas estas cifras hay que sumar el IVA correspondiente. Eso en lo referido al pago principal, si bien todavía quedarán pendientes para pagar los intereses de la demora, cuya cantidad será superior a los 400.000 euros.

El regidor de Hacienda, Ignacio Reig, ya denunció el pasado mes de septiembre en el pleno municipal que los sobrecostes de la instalación deportiva, inaugurada en 2011 poco antes de las elecciones municipales, se aproximan al 70%, cifrando el coste total alrededor de los 13 millones de euros a pesar de que contaba con un presupuesto inicial de 7,7 millones. Se trata, por tanto, de la peor de las sentencias afrontadas por el Ayuntamiento desde el cambio de gobierno del pasado año 2015, puesto que la cifra supera además las previsiones más negativas que figuraban en la auditoría realizada en diciembre de aquel mismo año.

El Ayuntamiento de Xàtiva decidió en iniciar acciones penales derivadas de este contrato de obra pública contra la empresa contratista, Acciona Infraestructuras S.A., y la dirección facultativa de la obra, IDOM Ingeniería y Arquitectura S.A. y contra el entonces arquitecto municipal, Antonio Vela, quién según el informe emitido por los servicios jurídicos municipales «se prestó a colaborar, emitiendo un informe a sabiendas de que el mismo no justificaba las actuaciones realizadas».

Además, este informe jurídico indica que el sobrecoste se produjo «sin autorización del órgano de contratación del Ayuntamiento y no fue objeto de expediente de modificación de contrato».

El proceso judicial se inicia en 2015, con el nuevo gobierno tripartito, cuando Acciona reclama al Ayuntamiento la liquidación y revisión de precios del contrato de obras de por la redacción y ejecución de las obras de la citada instalación. El consistorio dicta resolución en mayo de 2015 desestimando la reclamación de la empresa y ésta lo reclama en los tribunales.

El Contencioso Administrativo da en parte la razón a Acciona, desestimándole el importe reclamado por el proyecto complementario y por el equipamiento de juegos, «por haberse realizado sin contar con la preceptiva autorización del órgano de contratación».

Tanto Ayuntamiento como empresa recurren ante el Tribunal Superior de Justicia que, finalmente, desestima el recurso de apelación presentado contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso y a Acciona sí le reconoce el importe que se le desestimaba en primera instancia. Esta sentencia del TSJ fue confirmada por el Tribunal Supremo tras el recurso de casación presentado por el Ayuntamiento contra la desestimación del TSJ.