La travesía de la CV-510 en Favara se corta al tráfico por obras de mejora

La vía que estará cortada al tráfico la próxima semana por actuaciones de mejora en la seguridad. / lp
La vía que estará cortada al tráfico la próxima semana por actuaciones de mejora en la seguridad. / lp

La Diputación informa de que la actuación se realiza del 10 al 14 de septiembre y afecta desde el cruce con la N-332 hasta la salida hacia Alzira

REDACCIÓN ALZIRA.

La carretera CV-510, a su paso por Favara, permanecerá cortada al tráfico desde el lunes 10 al viernes 14 de septiembre con motivo de la realización de obras para mejorar la seguridad vial, según ha informado el área de Carreteras de la Diputació de Valencia, a objeto de contribuir a reforzar la estabilidad en el entorno de la travesía.

El corte se llevará a cabo en horario laboral, de siete de la mañana a seis de la tarde. y afectará al tramo que va desde el cruce con la N-332 hasta la salida a Alzira. Desde la institución provincial recomiendan como itinerario alternativo la avenida de Alzira y la calle Antonio Molina Meliá.

A lo largo de 2017, desde el Servicio de Conservación, se realizaron ya algunas actuaciones en ese tramo en materia de seguridad vial como la creación y mejora de pasos de peatones. Ahora se quiere dar un paso más allá mediante la instalación de barandillas de protección en las aceras, el refuerzo de la señalización e iluminación de la vía, la instalación de reductores de velocidad y el repintado de las marcas viales. Todas estas actuaciones, en las que la Diputació de Valencia va a invertir en torno a 150.000 euros, contribuirán a mejorar la seguridad de los peatones en los puntos más conflictivos.

En la actualidad, dos son las carreteras que atraviesan el municipio de Favara. Por un lado, la N-332, con una densidad de circulación de 22.000 vehículos diarios, y por otro, la CV-510, de titularidad provincial, por la que pasan una media de 6.000 vehículos al día.

Trabajos en la futura variante

En ese mismo tramo continúan los trabajos para poder llevar a cabo la futura variante de la N-332; un proyecto que la institución provincial no ha abandonado, a pesar de las dificultades técnicas para desarrollarlo. Sin embargo, la obra que se iniciará la próxima semana se considera prioritaria. «Somos conscientes de la dificultad que tiene Favara para conciliar el tráfico con el día a día de los vecinos y vecinas y, por ello, tanto desde el ayuntamiento como desde la Diputació, consideramos prioritario mejorar la seguridad vial en ese día a día», ha explicado el Diputado de Carreteras, Pablo Seguí.

Si bien la variante de la N-332 ya está en fase de construcción, el diputado de Carreteras explicó que el desarrollo de una vía alternativa a la CV-510 se está encontrando en su tramitación con dos problemas principales. Por una parte, con las dificultades medioambientales que condicionan el trazado y su construcción. Por otra, el encaje con la salida del peaje de la AP-7, que depende del Ministerio de Fomento, cuyos responsables posponen cualquier posible actuación relativa a la CV-510 a la finalización de su variante. «A pesar de las dificultades que se nos plantean, seguimos empeñados en sacar adelante este proyecto, pero mientras no nos quedaremos parados y seguiremos ejecutando aquellas actuaciones que sean necesarias para aumentar la seguridad de los vecinos y vecinas de Favara», ha concluido Seguí.

Cabe recordar que esta actuación se gestó hace apenas un año, tras la reunión mantenida entre el diputado de Carreteras de Diputación y la alcaldesa de Favara, Oro Azorín, para dar una solución a esta vía tan conflictiva para la vida diaria de los vecinos de la localidad y con la misma se pretende minimizar este problema hasta encontrar una solución para la variante.

Fotos

Vídeos