Los trabajadores laborales del Hospital continúan sin convenio

CSIF denuncia que la Conselleria de Sanidad no convoca reuniones para negociar el documento que expiró hace 9 meses

REDACCIÓNALZIRA.

El sindicato CSIF urge a Conselleria de Sanitat a negociar el convenio de los trabajadores laborales a extinguir del Departamento de Salud de la Ribera. La central sindical lamenta que la Administración lleve desde principios de febrero sin convocar reuniones a pesar de que el convenio anterior expiró el 31 de diciembre del pasado año.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que la Conselleria de Sanitat «ha olvidado por completo sus obligaciones y menosprecia al conjunto de trabajadores laborales a extinguir, a la vez que vulnera uno de los principios rectores del derecho del trabajo, en este caso el de la negociación colectiva recogido en los convenios 98 y 150 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en el artículo 37.1 de la Constitución Española».

El sindicato explica que la falta de negociación de un convenio que afecta a unos 1.450 trabajadores supone, en la práctica, que «Conselleria impide abordar materias esenciales para el colectivo afectado, como la jornada laboral, en la que actualmente se dan diferencias de más de cien horas para el mismo sistema de trabajo, la formación, el régimen disciplinario, la carrera profesional, medidas de conciliación, jubilación parcial o excedencias, entre otras».

CSIF señala que Sanitat «ha bloqueado, sin que exista razón o motivo alguno, la posibilidad de negociar el conjunto de derechos y obligaciones por los que se debe regir este personal». El sindicato explica que Conselleria postergó las reuniones con el argumento de la convocatoria electoral, «a pesar de que el mismo mes de abril sí se publicó el compendio de derechos y mejoras para el personal al servicio de la Generalitat». La central sindical subraya que, con posterioridad, no ha habido respuesta a pesar de los continuos requerimientos del sindicato.

Uno de los principales problemas que se encontró la Conselleria de Sanitat cuando decidió abordar la reversión del Hospital de la Ribera fue la situación en la que quedaban los trabajadores que formaban parte de la plantilla de la UTE. Un año y medio después se sigue esperando una solución a este conflicto en el que estos trabajadores llevan con un convenio caducado desde hace nueve meses y que impide avanzar en algunos aspectos.