El CEI Teresa Coloma afirma que el proyecto de centro de salud pone en peligro el colegio

El alcalde y la concejala de Educación en la apertura de este curso escolar y, de fondo, el espacio previsto para el centro de salud. / lp
El alcalde y la concejala de Educación en la apertura de este curso escolar y, de fondo, el espacio previsto para el centro de salud. / lp

Rechaza el argumento del gobierno de Xàtiva, asegura que el patio es una zona básica y pide que se considere el impacto de la edificación

BELÉN GONZÁLEZ XÀTIVA.

«Nos oponemos radicalmente al hecho de que el objetivo de mejorar la prestación sanitaria que reciben los vecinos sea a costa de sacrificar la calidad educativa de nuestros hijos». Así de rotunda se ha mostrado a Comunidad Educativa del Centro de Educación Infantil Teresa Coloma de Xàtiva tras conocerse que el Ayuntamiento cederá a la Conselleria de Sanidad los terrenos anexos al centro para la construcción del nuevo centro de salud Xàtiva II.

Aseguran que valoran «muy positivamente» que la ciudad cuente con un nuevo centro sanitario, pero muestran su preocupación al considerar que el lugar elegido afectará, en primer lugar, a la calidad educativa de sus hijos y de los futuros escolares; en segundo lugar, a su seguridad, dado el tráfico que generará el nuevo servicio junto al colegio y, en tercer lugar, al impacto ambiental que generará en el vecindario en general.

También hablan del futuro del propio centro, que ya cuenta con dificultades para la escolarización de nuevos alumnos, dado el envejecimiento de la población y del barrio, porque temen que muchos padres se planteen en escolarizar a sus hijos a partir de ahora. Es por todo ello, que desde la Comunidad Educativa de este centro ponen en duda «la voluntad del equipo de Gobierno de la educación pública».

Desde el centro se han puesto en marcha iniciativas para evitar este problema, como la línea para alumnos de dos años que se iniciará el próximo curso o el proyecto de innovación e investigación educativo 'patis actius' de la conselleria de Educación, para hacer de los patios espacios coeducativos y pedagógicamente innovadores. Es por ello que no entiende que desde el consistorio se haya dicho que la zona del patio donde se propone instalar el centro sanitario sea una «zona infrautilizada», sino que «es una zona básica de la escuela», donde diariamente se realizan sesiones de psicomotricidad.

Al respecto destacan el «privilegio» que tienen al disponer de un patio «que reúne unas condiciones naturales, paisajísticas y estéticas que lo hacen único en Xàtiva y la comarca», por lo que se preguntan que si el edificio que se pretende construir (de dos plantas), «es compatible con la creación de este espacio abierto donde el alumnado puede aprender más allá del aula, en contacto con la naturaleza». A eso añaden el hecho de que el patio se utiliza para la celebración de todo tipo de actividades y fiestas escolares.

También hablan de calidad ambiental, no sólo para los escolares, sino para el propio vecindario, por las repercusiones que la edificación de este centro tendrá en la que consideran «zona urbanísticamente consolidada». Por una parte, el impacto visual que causará el edificio y, por otra, el tráfico que generará, que repercutirá también en la seguridad de sus hijos. Se preguntan al respecto si ya tienen solución de aparcamiento, dada la saturación existente en la zona.

Por todo ello, han iniciado una campaña recogida de firmas en change.org para evitar que el centro de salud se construya en este lugar. En las dos semanas que llevan, han conseguido hasta el momento unas 350.

Pero la noticia de la construcción del nuevo centro de salud en los anexos del Teresa Coloma no sólo ha sorprendido a la comunidad educativa del mismo. También los socios de gobierno han mostrado su asombro porque se han enterado de la noticia por la prensa. Así lo asegura la propia concejala de Educación, Amor Amorós. Al parecer, la decisión ha sido unilateral por parte del alcalde, el socialista Roger Cerdà, por lo que los socios de Gobierno de Xàtiva Unida, le han transmitido sus quejas.

«Ya no hablamos de si se tiene o no que construir el centro de salud en ese lugar, hablamos de que se ha adoptado una decisión unilateralmente, sin ser consensuada, no ya sólo con los miembros del equipo de gobierno, sino incluso con los grupos de la oposición y especialmente con la comunidad educativa», asegura Amor Amorós, quien habla además de que se ha dado la información de manera precipitada, cuando, supuestamente, debe haber unos informes de las diferentes administraciones.

Asegura que así se lo transmitía la pasada semana al propio Cerdà, cuya contestación fue que era el único suele existente para poder construir el centro. «Quizás al final, tras estudiarlo y debatirlo entre todos, lleguemos a las mismas conclusiones, pero no se debía haber hecho de manera unilateral», reitera Amorós, o también buscar otras fórmulas, como se ha hecho, por ejemplo, con la compra de Santa Clara.

Asimismo, la concejala de Educación habla de que habría que estudiar el proyecto del nuevo centro de salud para ver si, efectivamente, el que se ha dado a conocer, reúne los requisitos para cubrir las necesidades actuales del servicio.

Cabe recordar, que el consistorio daba a conocer el pasado mes de marzo que la Conselleria había solicitado la cesión de los terrenos para la construcción del nuevo de salud.