Tala de señales en la Alameda

El feriante se valió de una radial para serrar la señal./
El feriante se valió de una radial para serrar la señal.

«Fer com fan no és pecat». Y si el Ayuntamiento de Xàtiva taladra una y mil veces el pavimento del paseo, cubre de cemento los alcorques y llena de báculos de acero el recinto ferial (antes alameda), ¿qué tiene que hacer un feriante al que le han cobrado una tasa de campeonato cuando se encuentra que en su plaza ha crecido un señal de tránsito, lo único que por lo demás crece en la avenida de Selgas desde hace décadas? Lo que hizo el que aparece en la foto denuncia de David Torres: Talarla con una radial para rentabilizar su inversión. El tramo entre Los Arcos y la plaza de España no está ralo por casualidad. Una casualidad, excusamos decir, olímpicamente consentida. Miedo nos da pensar la suerte que puedan correr los muchísimo más caros e inéditos surtidores de energía eléctrica instalados por el ahora director general Miguel A. Lorente en la esquina de Selgas con la Pujada del Carme.

Piensa mal y acertarás. ¿Qué debemos pensar del hecho de que con la entrada de un gobierno municipal cuasi monocolor la empresa Inelcom-Montsant haya pasado a patrocinar o copatrocinar 15 de los espectáculos que se celebrarán en la Fira d'Agost de este año, incluido el castillo de clausura? Lo mismo que dijimos cuando, gracias al presidente de la Associació d'Amics de La Costera Ximo Puig y al escritor Xavier Aliaga nos enteramos de que se habían reanudado las visitas comerciales al museo de arte contemporáneo que la firma de Vicente Quilis Moscardó posee en su fábrica de Pozuelo de Alarcón (Madrid): Que la carne es débil. Y más en una corporación cuyas creencias son cualquier cosa menos recias y arraigadas.

Una piscina cerrada en agosto. Cerrar la piscina de la Murta de cara a la feria y no volverla a abrir hasta el día 22 para facilitar el desarrollo de las pruebas de 'tir i arrossegament' fue la excusa esgrimida en su día para evitar que los feriantes, especialmente los de la vertiente animal del certamen, la tomaran al asalto. El pretexto carecía de todo fundamento porque ambas actividades convivieron durante décadas sin más problemas que los relativos a una disminución del número de bañistas locales y un aumento de los foráneos. El PP ha descubierto ahora que no tiene sentido que esté cerrada cuando más calor hace y se lo ha reprochado al concejal de Deportes Pedro Aldavero. Y ha hecho bien porque podría haberse planteado este sinsentido y no lo hizo.

Un hotel llamado Socarrat. Por la parte que nos pueda tocar, que desgraciadamente no será mucha, les haremos partícipes de que ha abierto sus puertas en el Cap i Casal el sexto hotel de la cadena hotelera valenciana Casual. Acontecimiento que les trasladamos porque ha sido bautizado con el nombre de Casual Socarrat. Un 'socarrat' que, lo más probable es que aluda al arroz que se queda pegado en el lecho de la paella una vez cocida pues se trata de una residencia decorada con motivos falleros, equipos deportivos y artistas locales, como Luis García Berlanga, pero que aunque sólo sea en la homonimia nos hermana. Por si les sirve de algo, consta de 35 habitaciones y es el resultado de la rehabilitación de un edificio decimonónico, como la calle en la que se encuentra, la de la Paz.

Homenaje a Pasqual Soro. De emotivo cabe calificar el homenaje que se le tributó al 'ballador' Pasqual Soro Ripoll al cumplirse el XL aniversario de la institución de la Ronda a la Mare de Déu de la Seu (que no a la 'verge', aunque lo digan incorrectamente en Valencia). En aquel inolvidable 4 de agosto de 1979 se bailó dentro de la colegiata. Y en la del año siguiente formaron la rondalla Ramón Martí, V. Guerrero, V. Monfort, S. Estellés Montell y Ramón y A. Tortosa, estos dos últimos de la Llosa de Ranes, mientras que las 'albades' fueron interpretadas por Lola Tortosa, de La Torre d'en Lloris.