Sueca instala una valla para proteger las dunas

Sueca ha empezado estos días a instalar una valla, a base de madera y cordón, con el fin de proteger los casi 3.000 metros de zona dunar que contienen sus playas. Los trabajos han empezado en Motilla, concretamente en la zona de playa natural existente entre la gola y las primeras casas de la urbanización. Las dunas, al ser un ecosistema frágil cuyo sustrato es arena, resultan fácilmente destruibles por la actuación del ser humano. La instalación de estas vallas se realiza respetando la distancia de dos metros y medio entre éstas y el pie de la duna, así como un metro entre la instalación de cualquier infraestructura, como los chiringuitos, y las dunas. "Este ecosistema dunar representa una fuente de biodiversidad. Si lo destruimos, perderemos un importante patrimonio porque las especies que crían allí desaparecerán», ha explicado la edil de Medio Ambiente, Carmen Pérez.