Sanitat Sols Una denuncia que el Hospital deriva mil resonancias a empresas privadas

REDACCIÓN ALZIRA.

La Asociación Sanitat Sols Una ha denunciado que el Hospital de La Ribera ha desviado en el último mes más de 1.000 resonancias a empresas privadas como la clínica Tecma, en Alzira, y al camión de Eresa situado junto al aparcamiento del centro hospitalario.

«Todo ello, a pesar del malestar que está generando en los profesionales del servicio por la carga extra de trabajo que les supone esta medida, y las dificultades para leer e informar muchas de las imágenes que les llegan».

Además, cifran entre 200.000 y 400.000 euros al mes «por la medida de privatizar las resonancias en un hospital, por primera vez en su historia, y casualmente cuando se ha revertido a la gestión directa y su gerente hasta hace poco era radióloga».

Desde el Hospital de la Ribera recuerdan que la remisión de las resonancias a otras empresas es «una medida excepcional y provisional que la dirección se ha visto obligada a adoptar por la inaceptable lista de espera heredada». Además, han tenido que retirar uno de los equipos de resonancia «por las continuas averías».

También niegan las cifras sobre el coste de este servicio que afirman que es de 88,2 euros por prueba.