La CHJ retira cañas en el río en Alzira para hacer accesible el camino de Ràfol

Retirada de cañas en el río Júcar a su paso por Alzira. / lp
Retirada de cañas en el río Júcar a su paso por Alzira. / lp

Se trata de una especie invasora que debe eliminarse y será sustituida por bosque de ribera, al igual que se ha hecho en otros tramos

SOFÍA SÁNCHEZ ALZIRA.

El Ayuntamiento de Alzira ha pedido a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que centre sus trabajos de eliminación de cañas en el tramo del antiguo camino de Ràfol, desde el río, para así poder hacer accesible esta antigua vía y recuperar el arenal.

La caña es una especie invasora que debe ser retirada del río y con ese objetivo trabajan durante estos días los técnicos de la Confederación Hidrográfica y los operarios de la empresa pública TRAGSA. El Ayuntamiento pretende sustituir la caña por bosque de ribera, como ya se ha hecho en el otro lado del río. Por eso, los trabajos se realizan mediante la Confederación Hidrográfica, ya que es necesario que se utilice maquinaria específica que consiga acabar con la especie invasora desde su raíz . Gracias a un proceso de retirada y posterior triturado, se podrá evitar que la planta vuelva a crecer.

Además, desde la concejalía de Medio Ambiente se pretende que, antes de que acaben con sus tareas, los operarios de TRAGSA intensifiquen su actuación sobre un tramo aproximado de medio kilómetro. Estos trabajos permitirían que salga a la luz un antiguo muro de piedra que aporta valor paisajístico, además de natural. Así lo ha explicado el concejal responsable del área de Medio Ambiente, Pep Carreres.

Las actuaciones, que inicialmente estaban previstas para que finalizasen la próxima semana, se han retrasado a causa de las altas temperaturas que se están alcanzando estos días en toda la provincia y también por la declaración del nivel extremo de riesgo de incendio. Siguiendo las recomendaciones de prevención de incendios, ha resultado imposible continuar con el trabajo de las máquinas en la zona, por la que cosa se espera poder acabar el proyecto a finales del mes de agosto.

El edil de Agricultura y Medio Ambiente Pep Carreres, confía en que los trabajos realizados en el río recuperen su ecosistema y este se vuelva un sitio de disfrute para los alcireños.

La Confederación Hidrográfica del Júcar es la entidad que financia la retirada del rizoma de la caña ('Arundo donax') en el tramo del Júcar que comprende desde el puente de hierro hasta el antiguo arenal, que pretende recuperarse.

La actuación va a permitir eliminar de manera definitiva la presencia de la planta invasora en este tramo del río y, así, dar continuidad al trabajo de recuperación del bosque de ribera que impulsa la Concejalía de Agricultura y Medio Ambiente con la Fundación Limne, en la cual colaboran los colegios e institutos de Alzira.

Más

 

Fotos

Vídeos