La residencia de discapacitados de Ontinyent, a pleno rendimiento tras meses de demora

Oltra y Rodríguez visitan la residencia de discapacitados. / lp
Oltra y Rodríguez visitan la residencia de discapacitados. / lp

Conselleria y consistorio se ponen como objetivo de legislatura la residencia de Alzheimer y el centro de día para enfermos mentales

BELÉN GONZÁLEZONTINYENT.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, vistió en el día de ayer la residencia para personas con diversidad funcional intelectual de Ontinyent, que ya se encuentra a pleno rendimiento tras meses de demora, como ya denunciaba a LAS PROVINCIAS el familiar de una de las adjudicatarias de una de las 40 plazas, el pasado mes de mayo.

La consellera destacó para atender a estas cuarenta personas, el centro cuenta con una plantilla de 57 trabajadores con puesto «estable, bien remunerados y no deslocalizables», aseguró, recordando la importancia de valorar las políticas sociales como una inversión y no como un gasto, «porque además de poner en el centro a las personas y mejorar su calidad de vida, suponen una fuente que genera riqueza y empleo de calidad».

La vicepresidenta ha señalado que la residencia, da respuesta a las personas y familias que necesitan un recurso residencial cuando los de atención diurna, como los centros de día o los centros ocupacionales, «ya no son el recurso adecuado a las circunstancias personales».

Respecto a la incorporación de las personas usuarias, la vicepresidenta ha indicado que se ha realizado de forma paulatina, tal y como recomiendan los profesionales, «para mejorar la adaptación de todos ellos y conformar la convivencia en función de las afinidades de los usuarios».

Aunque, como ya adelantaba LAS PROVINCIAS, esta incorporación paulatina también se ha debido, como reconocían desde la propia Conselleria a paralización del proceso de contratación «por una decisión de la mesa de diálogo social, que ha bloqueado durante meses el proceso de selección de las categorías profesionales más técnicas que requiere el centro».

Durante este último año la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha realizado obras de adecuación para poder poner en marcha este centro, puesto que, cabe recordar, las obras finalizaron en 2010 y el centro estaba pendiente de inaugurar desde entonces. Concretamente se han realizado mejoras en la cocina y en los baños, así como la actualización de algunos sistemas del edificio.

Respecto a su gestión, Mónica Oltra ha explicado que se trata de una residencia gestionada «íntegramente» de manera pública por el Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria (IVASS) dependiente de la Conselleria, «lo que constituye un avance en las políticas de protección social que estamos haciendo para poner en el centro las necesidades de las personas». De hecho, en la visita a la residencia la vicepresidenta ha estado acompañada por el director general de IVASS, Ángel Bonafé.

En la visita también estuvo el alcalde, Jorge Rodríguez, quien coincidía con la consellera en recordar el esfuerzo y los diferentes obstáculos que se han tenido que superar para poner en marcha la residencia, construida por Caixa Ontinyent sobre unos terrenos aportados por el Ayuntamiento.

Proyectos de futuro

Previamente, la vicepresidenta se ha reunido con el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, y la corporación municipal, así como con los profesionales de los servicios sociales de la localidad para tratar diferentes asuntos relacionados con los servicios y recursos sociales y los planes de futuro para el municipio.

Respecto a los equipos base del consistorio, Oltra ha señalado que desde 2015 la Conselleria ha multiplicado por cinco la financiación para la contratación de profesionales con un presupuesto total de 486.500 euros para este año. Un incremento que ha supuesto reforzar el equipo de tres a 18 trabajadores para la atención social de las personas residentes en este municipio.

De esa reunión ha salido el compromiso conjunto y el objetivo de legislatura de poner en funcionamiento la residencia para personas con enfermedad de Alzheimer y el centro de día para enfermos mentales. «Son planes de futuro para los que estudiamos posibilidades y vamos a seguir trabajando a partir de septiembre», aseguró Oltra.

Por su parte, Jorge Rodríguez coincidía al apuntar que estas dos infraestructuras «son dos grande retos que tenemos pro delante para los próximos años y que esperamos que lleguen a buen puerto».

El primer edil ontinyentí agradeció a la consellera Oltra «que haya sido siempre una aliada, con la cual hemos conseguido poner en marcha, superando muchas dificultades, la residencia para discapacitados».

Rodríguez también ponía de relieve «el cambio sustancial en la atención a la dependencia que se ha producido en las políticas autonómicas» en los últimos años y animó a la vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas a seguir colaborando estrechamente «porque tenemos mucho camino por delante, con cuatro años de trabajo intenso».