Ramón Ejeda y Saleta Castro ganan el trigésimo Triatlón de Antella

El ganador a su llegada. / josé carlos muñoz
El ganador a su llegada. / josé carlos muñoz

Cerca de 600 deportistas han participado en esta prueba, indispensable en el calendario nacional de este deporte, organizada por el CEC de la localidad

REDACCIÓNALZIRA.

Un total de 576 deportistas se dieron cita en la treinta edición del triatlón de Antella, una de las pruebas veteranas e indispensables en el calendario nacional de este deporte que aglutina varias disciplinas. En esta trigésima cita, Ramón Ejeda, del tricanet de Berenguer se impuso en la categoría masculina, mientras que Saleta Castro, del Ciudad de Lugo Fluvial, lo hizo en la categoría femenina, en la que se inscribieron un total de 78 mujeres.

El ganador masculino realizó una prueba que él mismo calificó «fue de menos a más», saliendo del agua en las primeras posiciones y manteniéndose y controlando el trazado de bicicleta, para imponerse en la carrera a pie, punto fuerte de este triatleta que le permitió obtener una victoria más en este mítico triatlón.

De hecho, el madrileño Ramón Ejeda, afincado en Canet de Berenguer, es la tercera vez que participa en Antella y siempre ha conseguido podio.

Segundo en esta categoría fue Alberto Romero y Fernando Santander, se alzó con la tercera posición.

En la categoría femenina, Saleta Castro no tuvo rival y dominó la prueba desde el inicio, saliendo con una gran ventaja del agua y manteniendo la primera posición hasta llegar a meta 7 minutos antes que la segunda Sandra Piera y a diez minutos de la tercera clasificada, que fue Sandra Grans.

Por clubes, la primera posición fue para el CT Huracán The Bike Run, seguido del Club local CEC Antella-Frutas Tono-Alejandro Sanz y en tercera posición Duurs Castelló M-Motors.

El Centre Esportiu i Cultura d'Antella es el encargado de organizar esta prueba y es una de las que más gustan a los participantes por el trato al triatleta y el atractivo de la prueba al nadar 1,2 kilómetros en las aguas dulces del río Júcar, completar un circuito ciclista de 31 kilómetros muy duro y exigente, para terminar con una carrera a pie de 8.200 metros entre los campos de naranjos de la localidad.