La Policía Local de Sueca denuncia insultos en redes

Los agentes acudieron a un chiringuito por las quejas vecinales. / lp
Los agentes acudieron a un chiringuito por las quejas vecinales. / lp

Varias personas vertieron descalificaciones «graves» contra los agentes por realizar sus funciones y se ha decidido abrir diligencias

REDACCIÓNALZIRA.

La Policía Local de Sueca ha denunciado ante Subdelegación de Gobierno los insultos graves y personales que se han vertido contra agentes del cuerpo en el ejercicio de sus funciones. Los hechos ocurrieron en un chiringuito de la playa el fin de semana pasado cuando, alertados por las quejas vecinales, la Policía acudió al lugar y, tras comprobar que el dueño del local no disponía de los permisos para ambientación musical, le instaron a que apagara la música para no interferir en el derecho al descanso de los vecinos. Los agentes finalizaron su actuación en este lugar sin que se produjeran incidentes.

Poco después estos agentes comprobaron que dos personas, utilizando las redes sociales, les insultaron de forma personal «por el hecho de haber ejercido nuestra profesión y nuestro trabajo de mediar entre el derecho a la diversión de unos y el derecho al descanso de todo ciudadano y ciudadana. Ante la gravedad de los calificativos, hemos decidido abrir diligencias denunciando los hechos, según la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana que contempla infracción cuando se produce menosprecio o insulto a la autoridad en sus funciones. Queremos que algunas personas comprendan que, en el ejercicio de su libertad de expresión, tienen también unos límites», han explicado desde la Policía.

Este tipo de normativas regula el derecho al ejercicio de libertad de expresión, dentro de una comunicación libre, donde todos aquellos que se dirijan a un policía sin respetar el derecho al «trato respetuoso, digno y adecuado» que cualquier persona merece, pueden incurrir en «actos humillantes, despectivos u ofensivos». Las consecuencias económicas de estos actos pueden ser de hasta 600 euros.

Desde la Policía Local de Sueca comprenden y comparten la libertad de expresión de las personas, al igual que la crítica constructiva, de la cual se reatroalimentan sirviéndoles a modo de información y participación ciudadana, pero remarcan que dicho derecho no puede suponer sobrepasar los límites. «Nosotros mediamos para que no se vean menoscabados los derechos de la ciudadanía y, por tanto, algunas personas deberían entenderlo y ser empáticas en lugar de 'agredirnos' verbalmente utilizando un medio de tanta repercusión. No se puede tolerar el 'todo vale'», señalan.