La Policía Local de Cullera comienza las actuaciones contra el botellón

Actuación de la Policía. / lp
Actuación de la Policía. / lp

Los agentes realizan 18 identificaciones por este motivo y advierten de que a partir del próximo fin de semana empezarán a sancionar

REDACCIÓNALZIRA.

Contundencia contra el botellón en l'Escollera. La Policía Local de Cullera desplegó el pasado sábado un operativo en esta zona de la playa para atajar un problema que genera suciedad y daños ambientales y contra el que quieren luchar con la máxima contundencia.

La actuación policial se llevó a cabo entre las 18 y las 22 horas y se saldó con un total de 18 identificaciones de participantes en el botellón que se genera en las dunas y en los aparcamientos próximos a los locales de ocio que se ubican en la zona. Así, los jóvenes aprovechan estos espacios para consumir el alcohol que previamente han adquirido.

Agentes a pie y otros en quads peinaron l'Escollera para disuadir a los participantes en el botellón que se organiza cada fin de semana en la zona alrededor de los locales de ocio.

La Policía Local, según informaron fuentes municipales, practicó numerosas incautaciones de alcohol, obligó a los participantes en el botellón a recoger los residuos que habían generado y les advirtió sobre las consecuencias de sus acciones, ya que está previsto impulsar sanciones en el caso de detectar nuevos casos.

La concejala de Policía Local, María José Terrades, indicó que esta primera semana del operativo se ha informado a los causantes de esta problemática de las sanciones a las que se podrían enfrentar.

A partir de la semana que viene, cuando el operativo volverá a repetirse, se sancionará ya sin advertencias previas. «Vamos muy en serio», recalcó Terrades, quien señaló que el objetivo del Ayuntamiento es erradicar esta práctica con la máxima contundencia.

El operativo policial se enmarca en el plan del ayuntamiento para frenar el botellón y los efectos perniciosos que genera en el entorno donde se practica.

Muchos de los asistentes habían invadido las dunas, espacios naturales protegidos, con los consiguientes perjuicios para el entorno como el numeroso plástico que se deja abandonado o los vidrios que pueden provocar daños graves a las personas o a la fauna, algo que el Consistorio de la localidad considera inaceptable.

El equipo de gobierno acordó con los locales de ocio de l'Escollera la semana pasada un paquete de medidas para frenar el botellón y la suciedad. El operativo policial iniciado este fin de semana era una de ellas, a las que se suman la disposición de más contenedores en la zona en cuestión.

Del mismo modo, los locales de ocio, recordaron desde el Ayuntamiento cullerense, se han comprometido a reforzar con elementos protectores la prohibición de acceso a las dunas así como a poner más personal para limpiar los terrenos una vez acabada la fiesta.