El pleno de l'Alcúdia de Crespins aprueba la nueva estructura de gobierno

El nuevo equipo de gobierno de l'Alcúdia de Crespins. / lp
El nuevo equipo de gobierno de l'Alcúdia de Crespins. / lp

El alcalde, Roberto Granero, delega en el Partido Popular la concejalía de Sanidad y su portavoz estará en la junta de gobierno

REDACCIÓNL'ALCÚDIA DE CRESPINS.

El pleno del Ayuntamiento de l'Alcúdia de Crespins aprobó en sesión extraordinaria la estructura de gobierno para la presente legislatura, tras reeditarse el pacto de gobierno entre PSOE y Compromís. El socialista Roberto Granero será el alcalde y cambia algunas de las áreas en las que está al frente con respecto a los cuatro años anteriores. Así, continuará con Hacienda y asume ahora Servicios Municpales. Promoción Económica, Vivienda, Ocupación, Turismo, Transparencia y Modernización, pasa al edil Pedro García.

Gerard Gimeno continua con Deportes y Juventud mientras que Maite Juan, además de Educación e Igualdad, también se encargará de Diversidad. Inma Penadés seguirá al frente de la concejalía de Servicios Sociales.

Por lo que respecta a las concejalías que gestionarán los tres ediles de Compromis, Pepe Garrigós, además de ostentar la vicealcaldía, Personal y Seguridad Ciudadana, suma la delegación de Movilidad.

Amparo Albalat será la concejala de Cultura y Fiestas, ambas áreas gestionadas por el PSOE en la pasada legislatura, mientras que Jordi Caparrós mantiene Urbanismo, Medio Ambiente y Agricultura y asume Obras Públicas y Gestión de Residuos.

Mención especial merece la concejalía de Sanidad y Promoción de Salud que en esta legislatura estará gestionada por el concejal del Partido Popular Esteban Arnau. Este movimiento se debe a que el alcalde de l'Alcúdia de Crespins ofreció al PP gestionar alguna concejalía y su cabeza de lista, Javier Sicluna, aceptó. Sicluna, además, también formará parte de la junta de gobierno.

En cuanto a las retribuciones económicas, cabe resaltar que el alcalde tendrá dedicación exclusiva y percibirá un sueldo de 2.450 euros brutos al mes. Por otra parte, el responsable de Urbanismo, Jordi Caparrós, tendrá una dedicación parcial del 55%, con un sueldo de 730 euros brutos, mientras que otros cuatro concejales estarán al 30% percibiendo 399 euros brutos al mes cada uno.

Por último, también se han aumentado las retribuciones por asistencia a los plenos, pasando de los 27 a 75 euros; las asistencias a las comisiones informativas se retribuirán con 40 euros y a las juntas de gobierno con 90 euros.