La Plataforma en contra del vertedero de Barxeta denuncia el silencio de la Generalitat

Una de las protestas en contra del vertedero organizadas por la Plataforma. / lp
Una de las protestas en contra del vertedero organizadas por la Plataforma. / lp

El colectivo convoca a una nueva manifestación este viernes ante el nuevo paso dado por la empresa con el Plan de Participación Ciudadana

BELÉN GONZÁLEZBARXETA.

La Plataforma en Contra del Vertedero de Barxeta reanuda las movilizaciones en contra del proyecto de la planta de eliminación y revalorización de residuos que la empresa Servicios Medioambientales de Valencia S.L. quiere instalar en su término municipal, pero que también afectaría a los de Genovés y Llocnou d'en Fenollet. Lo hace, después de que la empresa haya dado un paso más y haya llevado a cabo un Plan de Participación Ciudadana, en los tres municipios.

Se trata del paso previo para conseguir la declaración de interés comunitario. Para ello, la empresa ha pasado a los municipios una encuesta para que muestre ese interés. Desde la Plataforma, una de sus portavoces, María Pérez, no saben la acogida que ha tenido la solicitud de la empresa, pero sí denuncia que este Plan de Participación Ciudadana se ha hecho de forma «capciosa y tendenciosa, con una serie de cuestiones mal definidas que de ninguna manera pueden dar una idea ajustada de la percepción que los vecinos tienen del término y de la propuesta de la Planta de Residuos». Es por ello, que la Plataforma ha recogido más de 2.200 firmas, que son alegaciones debidamente fundamentadas por parte de los técnicos, contra este Plan de Participación, entre ellas, la falta de transparencia en la empresa promotora.

Desde la Plataforma, critican la manera de actuar de la empresa promotora de la Planta de Residuos, presentando este Plan de Participación Ciudadana pocos días después de la constitución de los nuevos ayuntamientos, «con una clara intención de hacer que se reanude el expediente durante los meses de verano». Pero también denuncian el silencio de la administración autonómica.

Han presentado más de 2.200 alegaciones contra el Plan de Participación

Después de llevar más de un año de lucha, con concentraciones en los municipios afectados, pero también en otros como la capital de la comarca, Xàtiva; así como haber conseguido más de 2.500 firmas en contra, que presentaban en la oficina del PROP, no han recibido ninguna respuesta de Conselleria. «Sabemos que se tratan de trámites legales a los que la administración no puede negarse, pero lo que echamos de menos es que si, en teoría tenemos un gobierno que se basa en el ecologismo y a nosotros no nos dan respuesta, nos hace pensar que detrás pudieran haber intereses ocultos», asegura Pérez, quien lamenta que no han visto declaración pública oficial por parte de la Generalitat ni la Conselleria implicada mostrando su disconformidad con el proyecto.

Es por ello, que han convocado a asociaciones de defensa del territorio, agrícolas, sindicales, políticas y ciudadanía en general a sumarse a la manifestación que realizarán este viernes, 26 de julio, a las ocho de la tarde en la rotonda situada entre los municipios de Llocnou y Barxeta, camino de Genovés.

Desde la Plataforma en Contra del Vertedero de Barxeta aseguran que no van a permitir que sus municipios, «los pueblos de interior, sean los vertederos de las grandes urbes», e insisten en que «no puede haber interés comunitario en una infraestructura que pone en peligro la calidad de los acuíferos y la biodiversidad del río Barxeta, cuyo cauce está protegido», subrayan.

Cabe recordar que el proyecto cuenta con el rechazo de los ayuntamientos de Llocnou, Barxeta y Genovés, del COR-V5 (Consorcio de Residuos), además de la propia Plataforma. Entre los argumentos en contra que esgrimen los municipios es están el perjuicio que la actividad de esta planta podría causar a la actividad agrícola, al paraje natural 'Riu Barxeta', al propio río y a toda la fauna y flora; además de considerarlo como un asunto de salud pública, ante las dudas del tipo de residuos que llegarían al vertedero.

Desde el Consorcio de Residuos también se justificaba su postura en contra por no formar parte del Plan de Gestión de Residuos que está elaborando la entidad, así como por no cumplir con los requisitos adecuados y afectar gravemente al ecosistema de su paraje natural.

Según la documentación presentada a la Conselleria, la empresa Servicios Medioambientales de Valencia S.L. argumenta su solicitud «ante la creciente necesidad de aumentar el reciclaje, la recuperación y la reutilización de residuos para reducir la cantidad de éstos» y habla de su proyecto como «una instalación de valorización y eliminación de residuos no peligrosos industriales».

La planta se emplazaría en una cantera de explotación de arcillas, entre los cerros Tossal Negre, Lloma de l'Ametler y la Lloma de la Tórtola, en la margen derecha del barranco de Cebeda y estaría integrada por varias instalaciones: un puesto de control y pesaje; una planta de valorización y un depósito de eliminación.