El Perelló denuncia la pérdida de turistas por los cambios en la CV500

A partir de septiembre se retomarán las reuniones con la administración y anuncian que habrá acciones de protesta

A. TALAVERAALZIRA.

El Ayuntamiento del Perelló y sus vecinos no se resisten a dar la batalla por perdida ante administraciones más potentes como la Conselleria de Obras Públicas o el Ayuntamiento de Valencia y continuarán reclamando que se modifiquen las medidas instauradas en la CV500 que han supuesto grandes retenciones en la vía que une esta entidad local menor costera con la capital.

«Nos están afectando mucho. Esta carretera ya era complicada antes, sobre todo, en verano pero ahora hay más de una hora para llegar de Valencia a aquí», explica el alcalde del Perelló, Juan Botella.

Esto ha supuesto una reducción de los visitantes en los últimos años. «La gente opta por irse a otros destinos mejor comunicados», lamenta Botella, como son otras playas cercanas como la de Cullera.

Por este motivo, solicitan que «por lo menos» habiliten algún tramo de línea discontinua para poder realizar adelantamientos a vehículos pesados que suponen un retraso. Esta carretera de doble sentido es muy transitada por agricultores ya que la zona es muy agrícola por lo que son frecuentes los camiones que transportan fruta o tractores.

Y es que en los últimos años, el Ayuntamiento de Valencia y la dirección general han puesto en marcha medidas de «pacificación» del tráfico como la limitación en toda la vía a 60 kilómetros por hora o la prohibición de realizar adelantamientos.

Desde el Ayuntamiento del Perelló se han puesto en contacto con las diferentes administraciones en los últimos años para conseguir que se modifiquen estas iniciativas sin que por el momento hayan obtenido una respuesta positiva.

«A partir de septiembre volveremos a comunicarnos con el Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria para insistir en nuestras reivindicaciones y si es necesario llevaremos a cabo movilizaciones», avanza el alcalde del Perelló.

Protestas como las que ya se han realizado en los últimos tiempos con concentraciones y manifestaciones en Valencia para mostrar el descontento por los cambios en la CV500 y que están afectando a este municipio costero que cuenta con gran afluencia de gente de Valencia. Una de las últimas actuaciones fue la moción presentada por el PP en Valencia que fue rechazada por el pleno y en la que se contemplaban las peticiones del Perelló.