Un patrimonio olvidado

La familia Vanaclocha no sólo se ha desentendido de la suerte que pueda correr el palacio de los Sanz de Alboi, la casa de la calle Montcada que perteneció al maestro de la orden de Montesa Francesc Sanç Martí. Un edificio que posee un espléndido artesonado de finales del siglo XIV, probablemente, y cuya escalera se desplomó hace unos meses. El aspecto exterior que presenta la residencia que solían ocupar sus componentes en sus otrora frecuentes visitas a Xàtiva empieza a ser preocupante. El polvo y los desconchados ensombrecen la fachada. Nadie cuida de ella desde que hace un año o quizá más unos operarios estuvieron midiendo la techumbre y aún antes otros empleados extrajeron el ramaje y las hierbas acumuladas en el huerto. Y para colmo de desgracias un camión chocó contra el balcón central, doblando el hierro del entramado que lo sujeta hacia fuera. De forma que aún queda más expuesto a que otro vehículo se lo lleve por delante.

Un mes sin matrimonios canónicos. El movimiento parroquial setabense concluyó el pasado mes de febrero con siete defunciones en la parroquia de la Merced y Santa Tecla, cuatro en la de San Pedro, tres en la del Carmen y una en las de la Seu y Santos Juanes. Mientras que el número de incorporaciones a la comunidad por el sacramento del bautismo fue de tres, todas ellas en la Seu. Matrimonios canónicos, sin embargo, no se celebró ninguno en la ciudad. Cosa que explica por qué al informar de que ocho parejas participaron en los cursillos prematrimoniales del arciprestazgo celebrados en los locales de la parroquia de Sant Francesc, el órgano de expresión interparroquial exclame: «Toda una bendición para los tiempos que corren».

El testigo de Arturo Climent. El reverendo Raúl Jiménez Sanchis está organizando una peregrinación a Tierra Santa y Jordania. Por lo que se podría decir que ha recogido el testigo dejado por el anterior abad, Arturo Climent, a raíz de su traslado a la Seo de Valencia. De guiar a los peregrinos de las parroquias de la Merced y Santa Tecla y de los Santos Juanes se ocuparán los franciscanos, custodios de «la tierra de Jesús, como se suele decir en el quinto evangelio». El traslado a Madrid se realizará en autobús.

La restauración de la Seo se complica. «Olivos, higueras, matorrales y demás maleza» están complicando los trabajos de reparación de los tejados y cubiertas de la colegiata. La colecta promovida por Manos Unidas para financiar estas obras recaudó 1.130 euros para el mantenimiento.

50 años del asesinato de Luburic. El asesinato del exgeneral croata Vjekoslav Luburic, responsable del campo de concentración de Jasenovac, ocurrido el 20 de abril de 1969, van a cumplirse 50 años, causó un gran impacto en Xàtiva. En principio porque el crimen se produjo en la vecina Carcaixent. Después porque, antes de fijar su residencia en dicha localidad de la Ribera, donde fundó una imprenta, tuvo una granja en Benigànim y solía bajar de compras a la ciudad. Y por último porque el misterio que envolvió su muerte a manos de un compatriota infiltrado en su entorno próximo se tradujo en curiosidad cuando al comenzar el siguiente curso lectivo se descubrió que su viuda, de origen vasco, había matriculado a las hijas, Drina y Miritza, en el colegio de las dominicas y a los hijos, Domagoi y Vieco, en el Claret, de donde pasaron a estudiar el Cou en el Josep de Ribera.

No es imaginación; es doble lenguaje. Un poco tramposete sí que ha sido el concejal de Promoción Económica a la hora justificar el doble lenguaje que ha practicado su formación en materia de cartelería. El mismo día en que nos hicimos eco de los reproches que les hacía Josep Sanchis en 'Memòries del meu pas per l'Administració local', Miguel A. Lorente publicaba en su perfil una fotografía de la protagonista del anuncio de Firall de este año en cuyo pie se podía leer: «La imaginación es una condición imprescindible para avanzar como ciudad». Cuando nadie ha criticado a la muchacha, que es muy libre de posar como le plazca, sino a los mojigatos que se escandalizan si la figura central del anuncio de la parada de motos Harley Davidson es una policía americana y en cambio luego sacan a una chica bien guapa en el suyo.