El paro en la comarca baja en 540 personas respecto al año pasado

Agricultores en zona de huerta. / damián torres
Agricultores en zona de huerta. / damián torres

Casi 20.000 desocupados siguen en las listas del Servef aunque se da un descenso, según UGT, debido al buen tiempo y a las fiestas falleras

REDACCIÓN ALZIRA.

El paro registrado en el mes de marzo de 2019 en la Ribera, se ha situado, según las cifras publicadas por el Servef, en 19.727 personas, es decir, 119 parados menos que en el mes de febrero.

Por su parte, según señalaron desde UGT, los datos anuales indican que tenemos en este mes hay 546 parados menos que el mismo mes del 2018 lo que supone una reducción de desempleo anual del 2,69%.

En cuanto a la contratación, se han registrado 12.430 contratos en marzo 2019, lo que ha supuesto 813 contratos menos que en el 2018 es decir un 6,14% de disminución interanual. Por géneros, 4.677 han sido a mujeres (37,63%) y 7.753 a hombres (62,37%). Además, la contratación indefinida mensual es de 794 contratos y la contratación temporal es de 11636 contratos lo que significa un 6,39 % en indefinidos y la temporal un 93,61 %. Los contratos han sido tanto en los temporales como en los indefinidos, un 78,26% a jornada completa y un 21,74% a tiempo parcial.

Raül Roselló, secretario intercomarcal de UGT PV señaló que, si bien la evolución interanual sigue siendo positiva en cuanto a la reducción de desempleo, «se observa una ralentización y, sobre todo, volvemos a encontrarnos con un predominio excesivo de la vinculación del mercado de trabajo a la estacionalidad de las actividades económicas, por lo que debemos centrarnos en revertir esa situación y hacer que la calidad del empleo sea un elemento fundamental, sin el cual no es viable la sostenibilidad del crecimiento económico».

En este sentido, el empleo en el mes de marzo «continuó siendo demasiado temporal, estacional y precario, lo que vuelve a constatar un mercado laboral frágil e injusto. La evolución del empleo viene condicionada por el gran número de contrataciones efectuadas en el sector de la hostelería por las Fallas y por el buen tiempo. Por contra la campaña citrícola va disminuyendo su actividad y por tanto en el sector agrario hay un incremento de desempleados».

Roselló añadió que un indicador claro de esta situación de esta precariedad es el tipo de contratación predominante en la comarca, en la que solo el 6,39% de los contratos registrados son indefinidos y únicamente el 5 % del total son indefinidos a tiempo completo.

Para UGT, «si queremos avanzar en calidad del empleo, deben desplegarse con rapidez y profundizarse las últimas medidas adoptadas por el Gobierno, que en general tienen una orientación positiva, como son: el incremento del salario mínimo interprofesional, la modificación del subsidio para mayores de 52 años, así como el Decreto Ley para garantizar la igualdad de trato y de oportunidades de empleo y ocupación entre mujeres y hombres».

Más