Ontinyent verterá aguas residuales al río 15 días más hasta poner en marcha la depuradora

Un instante de la reunión sobre el colector. / lp
Un instante de la reunión sobre el colector. / lp

La Generalitat invertirá inicialmente un millón de euros para dar una solución urgente al problema de los colectores afectados por el temporal

A. TALAVERA / M. GARCÍAONTINYENT.

La Generalitat Valenciana invertirá un millón de euros en dar solución de urgencia a los graves desperfectos ocasionados por la DANA en los colectores de la depuradora de Ontinyent-Agullent, que han causado que desde el pasado fin de semana se estén vertiente 9.000 metros cúbicos diarios de aguas residuales e industriales al río Clariano. La previsión es que en 15 días esté la situación resuelta y se deje de verter al Clariano. Además, se ha avanzado en la intención de dar continuidad a estas obras para evitar situaciones similares en el futuro.

Así se lo confirmó en la jornada de ayer Enrique Lapuente, el gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (EPSAR), al alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, quien valoró muy positivamente la respuesta obtenida a las demandas que se habían viniendo haciendo insistentemente al respecto a las administraciones superiores desde el consistorio ontinyentí.

En concreto, Lapuente explicó que en primer lugar el objetivo va a ser restablecer el servicio de depuración de aguas, adoptando medidas provisionales de urgencia para reconducir el agua residual a la planta depuradora. Así, va a hacerse la obra de un paso superior para reconducir el agua del colector de residuos industriales; se restablecerán los accesos al cauce del río, que habían desaparecido; se eliminarán los atascos que hay en el colector general de aguas residuales urbanas, y se aplicarán soluciones del tipo «bypass» en los puntos donde no circule el agua.

Estas actuaciones se espera estén finalizadas al plazo de 15 días, y que permitirán volver a poner en marcha la planta depuradora, en la que también se deberán resolver algunos desperfectos menores.

En total será una inversión inicial de un millón de euros para restablecer el servicio, inversión a la que Lapuente avanzó que «habrá que dar continuidad con obras definitivas, sacando los colectores del cauce del río, para prevenir situaciones similares en el futuro», señaló. La primera fase de esta solución definitiva, en la elaboración de la cual se profundizará una vez esté aplicada la solución de emergencia, podría tener un presupuesto de alrededor de 2,2 millones.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Ontinyent aprobó por unanimidad pedir al Gobierno de España la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil para la ciudad, lo que se conocer comúnmente como declaración de zona catastrófica. Los graves daños producidos por el temporal hacen que se necesite la ayuda de todas las administraciones para poder recuperar la normalidad. También realizará esta solicitud al Estado el Ayuntamiento de Agullent que lo aprobó en un pleno extraordinario celebrado el jueves. «Las lluvias no solo han provocado imporantísimos daños y destrozos en infraestructuras públicas como caminos rurales, barrancos o el colector, sino que también en bienes de propiedad privada», destacaba el alcalde, Pau Muñoz.

Además de esta declaración de emergencia, el pleno solicitará a la Generalitat y la Diputación que incluyan a Agullent en cualquier línea de ayudas que se aprueben ya que el consistorio no puede hacer frente a la reparación de todas las infraestructuras dañadas.

En Ontinyent, no solo se ha visto afectado por las inundaciones el barrio de la Canterería, también otros como el de Benarrai han sufrido consecuencias por el temporal. En este sentido, el PP de Ontinyent presentará una moción para solicitar soluciones «reales en cuanto infraestructuras de la zona que faciliten la canalización de agua» y se eviten los problemas tan graves para los habitantes que viven en la zona de San José.

La portavoz del PP, Mercedes Pastor, explicaba que han sido «miles de vecinos» los que han sufrido inundaciones de cocheras y bajos en la zona pero que no es una situación aislada ya que «es un problema permanente de año en año en época de lluvias sin que el ayuntamiento haya ofrecido ninguna solución en tema de infraestructuras, que lo que reclama el vecindario».

Más