Ontinyent recupera la senda de la Font de la Purísima

Visita a los trabajos realizados en la senda. / lp
Visita a los trabajos realizados en la senda. / lp

Los trabajos se han iniciado con la demolición de un gran bloque de piedra situado a 20 metros respecto al camino

REDACCIÓN ALZIRA.

Ontinyent recuperará la senda que une la Font de la Purísima con el parque del Matadero. La actuación, que cuenta con un presupuesto de 48.380,64 euros y un plazo de ejecución de dos meses, ha empezado estos días con una grúa para sanear y demoler el bloque de piedra que se encontraba en unos 20 metros de altura respecto a la senda.

El concejal de Parques y Jardines, Manuel Cuesta, destacaba que estos trabajos «permitirán recuperar una senda que todas y todos los ontinyentins nos estimamos» e incidía en que la actuación «es compleja pero necesaria para evitar peligros de desprendimiento en esta zona durante los episodios de lluvia», manifestaba. Cuesta también agradecía al colegio La Concepción su colaboración al prestar el espacio necesario para instalar la grúa que permite llevar a cabo estos trabajos que aumentarán la seguridad en la zona de paso del camino.

Una vez derribada esta piedra se procederá al desbroce y limpieza al completo de toda la longitud de la senda que discurre por el barranco de la Purísima, retirando todas las ramas, hojas y otros elementos vegetales que hay al camino. Así mismo, las vallas de madera serán retiradas puesto que están deterioradas por la lluvia e, incluso, en algunos tramos han caído como consecuencia del talud del barranco.

Los trabajos para recuperar esta senda también incluyen la adecuación del camino mediante la excavación mecánica y manual para reducir el riesgo de caídas de tierra y adecuar el ancho dependiente de la zona de la senda, así como los escalones, que pasarán a estar anclados al suelo para posibilitar el acceso de los peatones. Se colocará junto en los escalones una valla de palos de madera procedentes de explotaciones forestales sostenibles para la protección de caídas.

Cuesta incidía que todos estos trabajos «cumplen los acondicionamientos establecidos por la Confederación Hidrográfica del Júcar» e incluyen, también, la proyección de la construcción de una pasarela que permita cruzar el punto en seco. Sobre esta infraestructura, está previsto que pueda girar o desplazarse para evitar que pueda quedar dañada por futuros episodios de lluvia ya que es una zona que se ve afectada por las crecidas en caso de tormentas.