Ontinyent anima en una campaña a beber agua del grifo

El alcalde, Jorge Rodríguez, en el acto de presentación de la campaña, en el Palau de la Vila. / lp
El alcalde, Jorge Rodríguez, en el acto de presentación de la campaña, en el Palau de la Vila. / lp

Bajo el lema 'Agua de Ontinyent: para beber, para vivir', se dan a conocer sus beneficios para la salud, la economía y el medio ambiente

REDACCIÓNONTINYENT.

Bajo el lema 'Agua de Ontinyent: para beber, para vivir' el Ayuntamiento de Ontinyent ha lanzado una campaña con más de una docena de actividades para promover el consumo de agua de la ciudad. A ello ha animado el alcalde, Jorge Rodríguez, «porque es el producto natural más nuestro, un producto calidad y una herramienta para luchar contra el cambio climático».

Los cientos de personas que asistieron a la presentación, tuvieron ocasión de conocer de primera mano los «beneficios para la salud, la economía y el medio ambiente del consumo de agua del grifo», así como de visualizar un documental en torno al agua de Ontinyent. Asimismo, se realizaba una cata de agua y de coger una de las 3.500 botellas de vidrio reciclado que van a repartirse gratuitamente a los próximos meses con el fin de promover el consumo de agua corriente.

La concejala de Medio Ambiente, Sayo Gandia, explicaba que la campaña se enmarca dentro uno de los objetivos de Desarrollo sostenible (ODS) establecidos por la ONU en la Agenda 2030, concretamente el objetivo número 6, que se refiere a la agua limpia y el saneamiento; y destacaba que «el agua potable que sale del grifo es de absoluta confianza, ya que ha superado todos los controles que marcan las autoridades sanitarias; contribuye a reducir el coste energético y la emisión de gases asociada a la producción de envases, y permite además ahorrar dinero a los consumidores».

En la intervención del gerente de EGEVASA, Miguel Ángel Ferri, se daban numerosos detalles técnicos que apoyan todas estas afirmaciones, tales como que la huella de carbono por cada litro de agua envasada es 6000 veces superior a la del grifo, con 200 gramos de dióxido de carbono por litro; que numerosos estudios demuestran que beber agua del grifo no supone ningún perjuicio para la salud respecto del agua embotellada; o que el ahorro para una familia de 4 personas de beber agua del grifo y no embotellada puede alcanzar los 1.500 euros anuales. Además, el agua de Ontinyent cuenta con la certificación de calidad 9001 plenamente vigente, y en 2019 ha sido objeto de 142 análisis, algunos de los cuales incluyen más de 200 parámetros, que controlan los niveles de todo tipo de variables, desde la presencia de la bacteria Legionella a la radiactividad.

Entre las actividades programadas para el último trimestre del año en el marco de esta campaña, se incluyen un concurso de microrrelatos para escolares; la exposición 'Ontinyent, hechos de agua', desde el 24 de octubre en la Casa de Cultura; además de una serie de talleres de Educación Ambiental adaptados para el alumnado.

Como actividades complementarias, habrá varias rutas que comenzarán el 12 de octubre con una ruta patrimonial del tramo urbano del río, que dará paso a otros por el antiguo trazado de abastecimiento del Pou Clar; la Barbacana o el Molino Descals; así como conferencias.