La nueva edición de la Fira Modernista de Carcaixent, más tecnológica

Una de las actividades que se realizan en el Magatzem de Ribera durante la Fira Modernista. / lp
Una de las actividades que se realizan en el Magatzem de Ribera durante la Fira Modernista. / lp

A través de una aplicación se recorrerán los monumentos más emblemáticos en una edición centrada en los medios de transporte

REDACCIÓNALZIRA.

Carcaixent volverá a convertirse en sede del Modernismo con la celebración este fin de semana de la cuarta edición de su Fira Modernista.

Una de las novedades de este encuentro cultural que se ha consolidado y que cada vez cuenta con más asistentes es la nueva utilidad de la aplicación municipal, la 'Ruta Carcaixent Modernista', que permite recorrer, a través de la voz de Julià Ribera 12 puntos emblemáticos de Carcaixent. Empezando por el Magatzem de Ribera, ofrece la posibilidad de ir desbloqueando cada lugar para ir avanzando. Así, cada vez que se desbloquea un punto en el APP se marcará el camino para llegar al siguiente para descubrir la historia del edificio.

Ivan Martí, concejal y diputado provincial de Modernización e Informática, ha recordado que desde la puesta en marcha de la APP municipal, Carcaixent siempre ha estado a la vanguardia de la aplicación de las nuevas tecnologías y «se está demostrando que la gamificación y la interacción de la persona visitante son las tendencias hacia las que camina el turismo y Carcaixent se avanza de nuevo a las poblaciones del entorno con esta ruta».

Este año, como ha explicado la concejala de Turismo, Paula Lozano, la Feria Modernista mantiene la misma estructura, centrada en la divulgación del patrimonio local, lo que confirma la apuesta ya consolidada de Carcaixent para poner en valor la importante presencia de elementos modernistas que tiene su entorno urbano y rural. Alrededor, al igual que en ediciones anteriores, se podrá disfrutar de una completa oferta de espectáculos, gastronomía, teatro y muchas otras iniciativas desarrolladas con la colaboración de entidades, asociaciones, instituciones, empresas y establecimientos de la ciudad.

Así, como ya se puede consultar en la web, el programa continúa manteniendo la intensidad de actividades de años anteriores sumándole nuevas rutas como la Ruta de la Vieta, la Ruta por los Árboles Centenarios de la ciudad o el rastro de muebles antiguos y customizados en la plaza del Mercat. Este año también se mantiene la línea iniciada la edición anterior sobre elegir un eje temático que vertebre parte del programa. El tema escogido para este 2019 es los medios de transporte, fundamentales en el comercio de la naranja como se podrá comprobar en la Sala Sant Llorenç con la exposición 'El viatge de la taronja. De l'hort al menjador', que permitirá hacer un recorrido por el proceso que atravesaba la naranja desde que se cosechaba en el campo hasta que llegaba a una mesa de cualquier país de Europa.

Por otra parte, dentro de la programación se repiten propuestas que tuvieron mucho éxito la pasada edición como la recreación histórica en el Palau de la Marquesa, la noche de papas en el Mercado Municipal o una Escape Room que cambia su ubicación al Hort de Carreres. Se mantienen también la ruta a los Huertos (que agotó las 400 plazas disponibles en 40 minutos), la ruta urbana y las puertas abiertas a viviendas y edificios emblemáticos como la Real Acequia, el Asilo, la Casa Carreres y la Casa Magraner donde se incorpora como novedad la posibilidad de visitar la Fonda Sant Llorenç. El Magatzem de Ribera volverá a revivir el esplendor de la naranja con una escenificación teatral y los visitantes podrán, también, hacer una visita guiada por conocer con profundidad sus secretos.