Casi la mitad de las trabajadoras tiene un contrato parcial o fijo discontinuo

El paro también afecta de forma más acentuada a las féminas, sobre todo en los datos de afiliación a la Seguridad Social

A. TALAVERA ALZIRA.

Las diferencias entre hombres y mujeres en materia laboral siguen creciendo pese a las promesas políticas. Muestra de ello es que en la Ribera Alta el 46% de las mujeres tiene un contrata inferior a la jornada completa, es decir, o parcial o fijo discontinuo.

Desde UGT remarcan que mientras para los hombres el porcentaje de contratos parciales es poco significativo, un 16%, para las mujeres supone 2 de cada 4 relaciones laborales.

«Las mujeres acceden al mercado laboral en peores condiciones que los hombres, promocionan menos a puestos de responsabilidad y reciben salarios más bajos», destacan desde el sindicato.

Con esta situación, el paro también es mayor entre las mujeres. En la Ribera Alta la tasa de desempleo femenino es del 17,42%, 6,62 puntos por encima de los hombres. Al igual ocurre en la Ribera Baixa donde el paro entre las trabajadoras es del 15,98%, 4,4 puntos más.

En la afiliación a la Seguridad Social también se refleja la desigualdad entre géneros. Las mujeres suponen un 41,26» de los afiliados en la Ribera Alta, 17 puntos menos que los hombres. En la Ribera Baixa la diferencia es mucho mayor, 38 puntos por debajo ya que las mujeres son el 30% de las afiliadas.

Por estos motivos, UGT pide medidas urgentes como aprobar una ley de igualdad salarial o actuaciones de corresponsabilidad.