El Medusa genera un impacto económico de 25 millones de euros en Cullera

Escenario principal (Queen's Castle) durante la actuación del australiano Timmy Trumpet. / LP
Escenario principal (Queen's Castle) durante la actuación del australiano Timmy Trumpet. / LP

Este año, el macrofestival de electrónica ha aumentado su público, llegando a su propio récord, 315.000 personas

ENRIC ORTIZALZIRA.

La sexta edición del Medusa Sunbeach Festival llegó a su fin en la madrugada de domingo a lunes. El festival de Cullera acaba además con récord en asistencia. En esta ocasión han pasado más de 315.000 personas según sus organizadores, lo que supone un impacto económico de más de 25 millones de euros de acuerdo con el Ayuntamiento de Cullera.

El festival se ha posicionado ya como uno de los más grandes en el territorio nacional, lo que revierte en sus buenas cifras. La estimación del impacto económico comprende el movimiento económico que genera este macroevento musical desde meses antes de su celebración.

Más de 3.000 personas trabajaron directa o indirectamente para el fetival, desde la logística, los espectaculares montajes, la seguridad o el personal del recinto, por citar solo algunos ejemplos. Además, en la cifra de 25 millones de euros se tienen en cuenta los seis días que dura el festival y el gasto medio por persona y día. El recinto de esta edición del Medusa era de 30.000 metros cuadrados y también se habilitó una zona de acampada más grande que en las ediciones anteriores, con capacidad para 10.000 personas.

Algunos de los grandes atractivos para los 'meduseros' son el clima y la geografía de Cullera, que se añaden a la participación en el festival de grandes nombres de la música electrónica como Timmy Trumpet, Richie Hawtin, Dimitri Vegas & Like Mike o Amelie Lens.

Para el Ayuntamiento de Cullera, el impacto del Medusa también se mide en la imagen, ya que este festival consique que la ciudad alcance «una proyección nacional e internacional que la sitúa como un referente turístico», algo que valoran es «de gran valor».

Con todo, la organización del festival no se duerme en los laureles y ya ha confirmado que está preparando la séptima edición.