Maltrata y viola a su mujer durante cinco años en la vivienda que compartían en Carlet

Maltrata y viola a su mujer durante cinco años en la vivienda que compartían en Carlet
CARLOS RODRÍGUEZ

La Fiscalía pide para el hombre, de 59 años, una condena de 19 años de prisión

EFEValencia

La Fiscalía reclama una condena de 19 años de prisión para un hombre de 59 años que supuestamente maltrató y violó en repetidas ocasiones a su propia esposa en el domicilio que compartían en la localidad de Carlet, al menos durante cinco años, entre 2012 y 2017, hasta que la mujer puso fin a la relación.

En el juicio por estos hechos, señalado para este lunes en la sección primera de la Audiencia Provincial, el acusado se enfrenta a las acusaciones de un delito leve continuado de injurias, un delito continuado de amenazas leves, uno de agresión sexual, otro de maltrato en el ámbito familiar, amenazas graves, lesiones y violencia psíquica.

Todo ello con la agravante de parentesco y género, tanto en el delito de agresión sexual como en el delito de amenazas.

Según el escrito de calificación del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, el procesado decía continuamente a su mujer que no valía para nada y ante la advertencia de que la mujer le iba a denunciar la amenazaba con que «ya estaría su cabeza cortada cuando llegase la Guardia Civil».

Además, cada vez que salía una noticia en televisión sobre el asesinato de una mujer por violencia de género el procesado le decía: «a esta la han matado por puta».

En diciembre de 2016, después de una discusión y cuando la mujer se acostó, el procesado la asaltó, la agarró por el cuello y le obligó a hacerle una felación y posteriormente la penetró.

En febrero de 2017, en la habitación del domicilio en el que residían y también después de una discusión en la que la mujer se negó a dar dinero a su marido, éste le propinó un puñetazo en la espalda.

Siempre según el relato del fiscal, la noche del 17 al 18 de febrero de 2017 en el domicilio de ambos, el procesado reprochó a su mujer que no había traído tabaco, tras lo cual cogió una paleta de recoger ceniza de acero y amenazó a su mujer, que se arrodilló para suplicarle que no le agrediese.

Al día siguiente, sobre las 16 horas, en la puerta de la vivienda de ambos, el acusado reprochó a su mujer la tardanza en llegar, la agarró del pelo y la tiró al suelo, y tras esto le propinó un puñetazo en el hombro izquierdo y le dijo que la iba a quemar viva, a ella y a sus hijos.

Estos hechos fueron presenciados por la hija menor de la pareja, y la agresión cesó cuando varios familiares del procesado impidieron que siguiese golpeando a su mujer.

En otras ocasiones, la mujer ha recibido puñetazos en la cara y arañazos por parte de su marido, agarrones en el cuello, lanzamientos de cuchillos u otros objetos contundentes, e incluso el corte del cabello al cero.

Como consecuencia de estos hechos, así como de la convivencia con el procesado durante más de 30 años, la mujer presenta sentimientos de culpa, rabia, autorreproches y miedo a las posibles represalias, aunque no han derivado en ningún trastorno clínicamente significativo, según el fiscal.

En consecuencia, se reclama una pena de doce años por el delito de agresión sexual, dos años por maltrato psicológico, dos por amenazas graves, y uno por cada delito de lesiones, maltrato y amenazas leves.

Como responsable civil, el fiscal reclama una indemnización para la mujer de 10.000 euros por el daño moral y 105 euros por las lesiones físicas.