L'Alcúdia solicita ser declarada zona catastrófica por los efectos de la granizada

El Consejo Agrario pedirá que se devuelva el IBI de las parcelas afectadas, que no se les aplique IRPF y que se indemnice el 100% de los daños

SOFÍA SÁNCHEZ ALZIRA.

Las poblaciones de La Ribera todavía siguen sufriendo las consecuencias de la devastadora granizada del pasado domingo 1 de julio, que dañó gran parte de las cosechas de cítricos y caquis de la comarca. Como ya han hecho otras localidades, L'Alcúdia ha solicitado ser declarada como zona catastrófica por los efectos del pedrisco, pues es una de las zonas más damnificadas, con casi 2.000 hectáreas dañadas y una previsión de 15 millones de euros en pérdidas económicas.

El lunes se reunió el Consejo Agrario Local del municipio en una convocatoria extraordinaria para tratar las consecuencias de la grave tormenta de granizo. El caqui, principalmente, y los cítricos son los cultivos que se han llevado la peor parte. Muchos campos de caquis tienen daños en el 100% del cultivo, cosa que provocará una disminución importante de la producción del caqui valenciano.

Como consecuencia, habrá una importante pérdida de salarios por la caída de la producción, que según Comisiones Obreras afectará a 6.000 trabajadores en el total de la comarca.

Además, el Consejo Agrario Local debatió y puso sobre la mesa propuestas para paliar los efectos de la tormenta de pedrisco en la economía de los agricultores. Finalmente, se acordaron una serie de medidas que serán trasladadas a la sesión plenaria del ayuntamiento de L'Alcúdia.

Entre ellas, destaca la declaración para el término de L'Alcúdia de zona catastrófica, por los graves daños ocasionados por el granizo, el establecimiento de una tasación e indemnización del daño real en la parcela - que se indemnice el 100% del daño real- y la devolución del IBI de las parcelas afectadas, tanto rústicas como urbanas, por parte del Gobierno del Estado.

Además, se el Consejo Agrario ha pedido que no se paguen módulos en la declaración del IRPF de 2018, una bonificación de cuotas de la seguridad social durante un año y el establecimiento de préstamos sin intereses para los afectados.

Durante la sesión también se defendió que las cooperativas afectadas no pagasen la cuota empresarial de la seguridad social, que el paro existente en la próxima campaña sea equivalente al existente e la campaña anterior a la tormenta y que se establezcan programas extraordinarios de ocupación, destinados principalmente para los trabajadores del sector agrario afectados.

Si las propuestas son aceptadas, los trabajadores agrarios que no tenían los periodos de cotización necesarios podrán acceder igualmente a las prestaciones por desempleo.

La Asociación Valenciana de Agricultores destacó, hace uno días, la importancia del papel de las administraciones en ese tipo de catástrofes. Alzira y Guadassuar ya han pedido la visita de la Delegación de Gobierno para que aprecie los daños ocasionados por el pedrisco y los alcaldes de estos dos municipios también han solicitado entrevistarse con el delegado de Gobierno.

Fotos

Vídeos